PAUL BAMBRICK-SANTOYO

Experto recomienda no solo enfocarse en el aprendizaje del alumno sino también en la formación de profesores

"Lo que distingue una escuela de alto desempeño es lo que hace el director", afirmó Paul Bambrick-Santoyo, especialista en mejora de la calidad de enseñanza.

11 de septiembre de 2021, 21:01hs

El especialista en educación reconocido mundialmente, Paul Bambrick-Santoyo, fue entrevistado este sábado en vivo en Subrayado por José Irazábal.

Experto en mejora de la calidad de la enseñanza con énfasis en los alumnos de los contextos más vulnerables, Bambrick-Santoyo sostuvo que el desafío de Uruguay es similar al de otros países.

Ha trabajado con más de 30.000 directores de todo el mundo. Y concluye que “aunque los desafíos son grandes en sectores vulnerables, hay escuelas, hay centros educativos, en todas partes del mundo que han logrado algo diferente, un alto desempeño”.

Uno de sus objetivos ha sido codificar lo hecho por esos centros de excelencia para replicarlo en otras partes del mundo. “Llevamos directores desde Sudáfrica a Israel, Chile, México y Estados Unidos”, afirmó Bambrick-Santoyo, al ser consultado sobre la posibilidad de trasladar la experiencia de un país a otro. “Hay colegios aquí en Uruguay que también los están llevando a cabo”, subrayó.

El especialista apuntó a la dirección de un centro educativo y a su rol fundamental. “Lo que distingue una escuela de alto desempeño es lo que hace el director”, dijo. “El director hace las tareas de mayor impacto con más frecuencia y más eficacia”, agregó.

En ese sentido, sostuvo que no solo debe enfocarse en el aprendizaje del alumno sino también en la formación de los profesores. “Muchos directores nada más quieren administrar o evaluar al profesor, pero lo directores excepcionales los desarrollan, los apoyan, los acompañan a ser mejores profesores”, afirmó.

“Un buen director apoya a todos los profesores”, apuntó y recomendó a los equipos de dirección coachear, entrenar y capacitar a su grupo humano.

Bambrick-Santoyo dio tips para elegir a los mejores directores y reconoció que falta formación. Un profesor con “hambre de ser bueno”, con “una apertura de crecer" y que "quiere mejorarse; es todo lo que se necesita, y luego necesita apoyo”, afirmó.

Consultado sobre la posibilidad de aplicar planes de estudio diferenciados en zonas de contexto más vulnerable, para Bambrick-Santoyo la clave es cómo se lleva a cabo, para asegurar que los alumnos aprendan.

Los buenos profesores se preocupan por aquellos alumnos que no logran aprender y los apoyan y acompañan en el proceso de aprendizaje. “La clave es apoyar al alumno cuando le cuesta trabajo aprender algo”, aseveró.

Respecto a la repetición sostuvo que dependerá de la calidad de la educación que haya recibido el alumno. “Si no recibió nada de enseñanza, repetir la misma calidad de enseñanza no sé qué tanto le va a ayudar”, dijo.

El seguimiento a los estudiantes es fundamental para evitar su deserción del sistema educativo, que los conozcan por su nombre y apellido, y se preocupen cuando no asisten. El sentimiento y la preocupación por parte de los profesores fomenta su ánimo de aprender. “Es una cosa sencilla, pero muy crítica en las zonas donde hay más deserción”, sostuvo.

Se mostró preocupado por el multiempleo, que afecta a gran parte de los docentes uruguayos, ya que conspira contra sus posibilidades de capacitarse y planificar las clases.

Dejá tu comentario