Nacional

Experto laboralista propone regular por ley a los sindicatos

Nelson Larrañaga, del estudio Ferrere Abogados, planteó además que la negociación en los Consejos de Salarios sea solo entre empresas y trabajadores.

 

El abogado Nelson Larrañaga presentó este miércoles su libro “Las relaciones laborales colectivas uruguayas”, en donde plantea modificaciones a la negociación en los Consejos de Salarios y regular por ley el funcionamiento de los sindicatos.

Sobre este último punto, el director del Departamento Laboral y Seguridad Social de Ferrere Abogados, sostiene que se debería establecer por ley cómo se eligen las autoridades de los sindicatos, cómo toman sus decisiones, en incluso fijar un quórum mínimo de participantes en una asamblea para, por ejemplo, decidir el inicio de una huelga o la ocupación de los lugares de trabajo.

En la regulación planteada, también se garantizaría el derecho de afiliación y desafiliación a un sindicato, la obligatoriedad de hacer públicos los estatutos de la organización y la representación mínima de los gremios.

En otro punto de la presentación, Nelson Larrañaga planteó cambios en la negociación colectiva, pasando a Consejos de Salarios donde participarían solo empresarios y trabajadres.

Consultado por Subrayado al respecto, el abogado expresó: “El gobierno debería asumir un papel de neutralidad, así lo propone la OIT (Organización Internacional del Trabajo). Debería dejar libre a los actores sociales para que desarrollen su negociación colectiva de las condiciones de trabajo, que incluye los ajustes de salario y los salarios mínimos, y en caso de que no exista acuerdo entre los actores sociales, el gobierno sí podría fijar los salarios mínimos y los ajustes de salarios, pero no estar involucrado en las negociaciones, como lo está hoy en los Consejos de Salarios”.

Larrañaga sostiene que “el gobierno es un actor político”, que tiene “una visión de las relaciones laborales, y esa visión la trasunta en la mesa de negociación”.

Esto, concluyó “ha generado ciertos desequilibrios en la negociación, a favor de uno de los actores, y ahí es donde el gobierno pierde el carácter de neutral, que es lo que patrocina la OIT”.

Dejá tu comentario