PROTAGONISTAS

Estudio muestra la desigualdad que sufren los migrantes en el mercado laboral uruguayo

Sufren discriminación a la hora de acceder a las ofertas laborales y en los espacios de trabajo una vez contratados, así como en sus salarios.

30 de agosto de 2022, 20:37hs

Un estudio de la Facultad de Ciencias Sociales, a cargo de la doctora en Ciencias Sociales e investigadora Clara Márquez, muestra la desigualdad en el mercado laboral uruguayo que sufren los migrantes.

Se estima que hay más de 30 mil migrantes en nuestro país, duplicando las cifras de 2012. Además cambió el origen de la migración. Actualmente tres de cada cuatro migrantes provienen de países latinoamericanos no limítrofes. Se trata de una población con alto nivel educativo, superior a la migración más antigua y al de la población uruguaya.

Para la mayoría de los migrantes el espacio laboral es el principal ámbito de discriminación y se da en varios niveles.

A nivel salarial, sobre todo en los niveles de ingresos bajos y medios, los migrantes ganan 27% menos que los uruguayos en los sectores con ingresos bajos, 10% menos en los medios y esta situación se revierte en los ingresos altos donde los migrantes ganan 14% más.

Esta diferencia se acentúa además por género y características étnico raciales. A igual tarea un trabajador migrante gana 9% menos que un trabajador uruguayo blanco y un migrante afro gana 29% menos.

Pero además del salario, la discriminación se sufre al momento de acceder a las ofertas laborales y cuando consiguen finalmente el empleo.

Al momento de acceder al trabajo están la exigencia de la cédula para acceder a un trabajo formal, el vínculo con otros migrantes como única forma de conseguir empleo y la evaluación de la persona según la experiencia con otros migrantes.

Al permanecer, están la diferencia en asignación de turnos (días festivos, nocturnidad sin pago adecuado), errores más frecuentes en la liquidación de sueldo y despidos luego del período de prueba.

Las situaciones de abuso generalmente no son denunciadas por miedo y por la necesidad de mantener el empleo.

La página de clasificados Manos Veneguayas funciona como “un nexo rápido para tratar de conseguir ese primer empleo en un país donde uno no conoce nada”, cuenta Vanessa Sarmiento, presidenta de la organización. “Un primer empleo en las áreas de servicio, ventas, comercio en general, lo pueden conseguir bastante rápido. El problema que tienen es que el 60 por ciento de la población venezolana en Uruguay tiene estudios universitarios o terciarios y no han podido acceder rápidamente a empleos calificados”, agregó.

En la organización también asesoran a las personas en relación a sus derechos laborales, así como preparación para entrevistas.

Nellybell Primera, venezolana en Uruguay, era gerente de banco en su país y hoy trabaja en el área administrativa en el rubro ferretero. “Fue empezar de cero, en la caja, en la recepción, pero era una experiencia que tenía que hacer y para adelante, como decimos nosotros”, contó.

MANOS VENEGUAYAS

Dejá tu comentario