PRÓXIMO VIVO 12:25HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

Estudio de Hamás en Gaza rueda series para contrarrestar los éxitos televisivos de Israel

En pleno centro de Gaza, un estudio de televisión del movimiento islamista Hamás recrea, con banderas israelíes y documentos en hebreo, las "oficinas" de los servicios de seguridad de Israel para filmar series con su versión del conflicto israelo-palestino.

17 de enero de 2022, 07:18hs

En pleno centro de Gaza, un estudio de televisión del movimiento islamista Hamás recrea, con banderas israelíes y documentos en hebreo, las "oficinas" de los servicios de seguridad de Israel para filmar series con su versión del conflicto israelo-palestino.

Se trata de la respuesta de Hamás a los exitosos programas israelíes como el drama "Fauda", que atrajo a millones de espectadores en las plataformas Netflix, HBO y Apple TV+.

"Fauda", caos en árabe, muestra a una unidad militar dirigida por el comandante Doron Kavillio que lanza incursiones en los territorios palestinos.

En Gaza, enclave palestino bajo control de Hamás, no es buena idea admitir que uno vio "Fauda", según el director local Mohamed Soraya.

Ver cualquier serie de la televisión israelí significa apoyar la "normalización" de relaciones con Israel, asegura Soraya, quien dirige una serie de Hamás sobre el conflicto.

Sostiene que las series israelíes "apoyan la ocupación sionista" porque sus tramas "criminalizan a los palestinos".

"Queremos cambiar la ecuación para mostrar el punto de visto palestino, proyectar un drama sobre el espíritu de nuestra resistencia", explica a la AFP.

Hamás es considerado una organización terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea. El grupo islamista controla la Franja de Gaza, con 2,3 millones de habitantes.

En el enclave, también controla el canal de televisión Al Aqsa y ha invertido en series inspiradas en Hollywood y en las telenovelas turcas, de gran popularidad en Oriente Medio.

- "El puño de los libres" -

La serie en producción "Qabdat al-Ahrar" (El puño de los hombres libres), aborda una operación israelí de 2018 en la Franja de Gaza que acabó con la muerte de siete combatientes de Hamás y un oficial israelí.

Los protagonistas son combatientes de Hamás que han librado cuatro guerras contra Israel desde 2008.

Pero los presupuestos son bajos, al igual que los salarios de los actores, los escenarios son básicos y el equipo de producción tiene que entregar 30 episodios para abril, a tiempo para la fiesta musulmana del Ramadán.

Las producciones israelíes suelen incluir actores de la minoría árabe-israelí, pero las producciones de Gaza no recurren a actores israelíes.

Esto obliga a los estudios a reclutar a actores locales para interpretar a israelíes, algo que, según los intérpretes, puede exponerlos a hostilidades en el mundo real.

Uno de ellos es Jawad Harouda, de unos 60 años, quien interpreta al jefe del servicio de seguridad interna israelí en la nueva serie.

Dice que "absorbió el guión", pero sabe que ser demasiado convincente puede causarle problemas.

"Algunas mujeres me miran y rezan para que yo muera", confiesa, sentado en la silla de su jefe en la falsa oficina del Shin Bet.

"Me alegra cuando la gente me insulta, significa que he tenido éxito (...) El actor es un camaleón, debe poder interpretar todos los colores", añade.

- Sin amor -

En las producciones de Gaza, los personajes israelíes hablan en árabe y, por pedido de un muftí (jurista islámico) de Hamás, las mujeres usan velo incluso cuando interpretan a personajes judíos.

"En una serie interpreté a una mujer judía", cuenta la actriz Kamila Fadel. "Después de ser transmitida, una mujer intentó asfixiarme".

"Ella me dijo 'te odio, nos estás dañando tanto'. Otro día un niño de 13 años me tiró una piedra a la cabeza pensando que soy judía", comenta. "Significa que hice bien mi papel".

Pero no a todos les gustan las producciones de Hamás, siempre centradas en el conflicto.

"No hay amor en los dramas", argumenta el director y crítico palestino Jamal Abu Alqumsan, quien dice lamentar que las producciones locales son más una "herramienta de resistencia".

Abu Alqumsan considera que las series tienen un potencial enorme para contar historias de palestinos, pero tiene que hacer frente a muchos desafíos.

"En Gaza vivimos con un bloqueo, es una situación única en el mundo", declara en su galería de arte, que espera convertir en una pequeña cinemateca.

"Necesitamos que los productores inviertan en series de calidad que cuenten al mundo nuestra historia. Tenemos buenos actores, necesitan buenos directores y medios", agrega.

Por ahora no está muy seguro del impacto que podrían tener tales programas.

"Los dramas de televisión son un arma, pero frente a Israel, las producciones locales son de bajo nivel", admite.

gl-az/dms/fz/pjm/lg/mas/es

NETFLIX

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario