SociedadTrasplante de órganos

Érika, la niña trasplantada del corazón, tendrá controles semanales y dieta estricta

Para que el proceso sea exitoso, la familia se tiene que comprometer. Hay otros dos niños en lista de espera, pero el problema es la falta de donantes.

Érika era paciente de la Dra. Beatriz Ceruti desde los dos años. Tenía una miocardiopatía dilatada, un problema congénito que hacía que el corazón funcionara mal y aumentara mucho su tamaño por el exceso de esfuerzo para bombear la sangre.

Hacía seis años que esperaba un trasplante y el tiempo se acababa. Ya no podía caminar y casi no comía. De hecho, en el momento de la cirugía, Érika pesaba solo 17 kilos. Y apenas trasplantada tuvo un cambio radical.

“En los pocos días que estuvo internada comía más que un adulto”, dijo a Subrayado Beatriz Ceruti, encargada del equipo médico de trasplante del Instituto de Cardiología Integral (ICI).

Para que el trasplante sea exitoso, es necesario que la familia se comprometa en continuar con el tratamiento de la niña. Tendrá controles médicos semanales durante el primer mes y medio y deberá cumplir una dieta estricta. “De eso va a depender, en gran parte, el futuro de la buena evolución que hasta el momento tiene Érika”, indicó.

El corazón para Érika llegó cuando el tratamiento con medicamentos ya no le hacía ningún efecto. Los médicos dicen que era un buen órgano y apto para ella por una cuestión de tamaño y compatibilidad sanguínea. Entre que el órgano fue extraído, trasladado y colocado en el cuerpo de Érika, pasaron poco más de dos horas.

“Cuanto más breve sea ese tiempo mejor es para el trasplante”, dijo Ruben Leone, director técnico del ICI.

Hacía 10 años que no se llevaba a cabo un trasplante de corazón a niños menores de 10 años. El problema, según los médicos del Instituto de Cardiología Integral, es que al tratarse de niños, resulta muy difícil encontrar donantes. Ahora, hay otros dos niños menores de 10 años que están en la lista de espera para ser trasplantados del corazón.

OTRO TRANSPLANTE

Dejá tu comentario