AFP

En Leigh-on-Sea, los electores del diputado británico asesinado rezan en su memoria

"Murió haciendo lo que amaba: reunirse con sus electores". Pocas horas después de la muerte del diputado británico David Amess, asesinado a puñaladas, sus conciudadanos lo homenajearon con una misa celebrada en su memoria.

"Murió haciendo lo que amaba: reunirse con sus electores". Pocas horas después de la muerte del diputado británico David Amess, asesinado a puñaladas, sus conciudadanos lo homenajearon con una misa celebrada en su memoria.

Una docena de los 50 fieles congregados en la iglesia católica de San Pedro de Leigh-on-Sea, en el sudeste de Inglaterra, se acercaron al altar para compartir sus recuerdos de este representante conservador, con una sonrisa radiante, que ocupaba un escaño desde hacía casi 40 años.

Un miembro de su familia, un elector que necesitó ayuda para obtener su visado, un niño minusválido cuya causa defendió Amess... Perfiles diversos intervinieron en la ceremonia, muchos de ellos con la voz rota por la emoción.

"Recordad a David con su maravillosa sonrisa de bienvenida, que le acompañe en su viaje hacia el creador", aseguró el sacerdote Jeff Woolnough, que mostró un retrato del diputado durante la misa.

"Era capaz de hablar a cualquiera poniéndose a su nivel. Todos los políticos no disponen de esta habilidad", afirmó.

"Murió haciendo lo que amaba: reunirse con sus electores. Era (un político) de la vieja escuela", añadió el sacerdote.

Los fieles acudieron al acto cabizbajos y con los ojos llorosos.

- "Era un tipo adorable" -

Amess fue apuñalado al mediodía (11H00 GMT) en un evento celebrado en una iglesia metodista, donde se reunió con electores durante una permanencia parlamentaria en Leigh-on-Sea, a unos 60 kilómetros al este de Londres.

Un hombre de 25 años fue inmediatamente detenido en el lugar de los hechos, sospechoso de asesinato.

Los servicios antiterroristas asumieron la investigación de este homicidio, anunció la policía del condado de Essex.

Iniciaron una investigación que determinará si se trata o no de un "incidente terrorista".

Padre de cinco hijos, Amess no solo era un católico ferviente, sino que también se oponía al aborto.

"Como católico comprometido, podíamos contar con sir David cuando había una votación difícil en la Cámara de los Comunes", destacó Woolnough.

En las calles colindantes a la iglesia metodista de Belfair, donde murió Amess, los peatones estaban conmocionados.

"Vivo aquí desde hace 19 años y nunca se produjo nada de parecido. Me da miedo, estamos muy preocupados", reconoció Claire Williams-Reese, de 53 años, una profesora que se acercó a la iglesia protegida por un cordón policial.

"Hay muchos políticos que no me gustan", pero Amess "era auténtico", añadió.

"Era un tipo adorable. Estaba realmente implicado en la comunidad", añadió.

Los viandantes depositaron flores y mensajes escritos en pequeños trozos de papel en recuerdo de un hombre, a quien el primer ministro Boris Johnson presentó como "una de las personas más amables y dulces de la política".

Se trata del segundo diputado asesinado en los últimos cinco años en Reino Unido, tras la muerte provocada por un neonazi de la diputada laborista Jo Cox en junio de 2016, una semana antes del referéndum sobre el Brexit.

csp-pau/mr/eb/dbh

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario