Política BPS | Covid-19 | coronavirus | certificaciones

En el "año coronavirus", hubo un 45% de aumento de subsidios por enfermedad, informó el BPS

Ocurrió pese a que cayó el empleo, aumentó el teletrabajo y se redujeron las enfermedades respiratorias a consecuencia de la mayor prevención

Durante el año 2020, los subsidios por enfermedad aumentaron 45%, de acuerdo a datos oficiales del Banco de Previsión Social (BPS), informó El País.

El aumento de las certificaciones aumenta año a año y es un motivo de preocupación del organismo.

Desde marzo, el mundo enfrenta una pandemia de Covid-19 y Uruguay no ha sido excepción.

En invierno hubo una considerable baja de las gripes y enfermedades respiratorias a consecuencia de los mayores cuidados (lavado de manos, tapabocas, entre otros) de la población ante el peligro de contagio de coronavirus. Las advertencias tuvieron un correlato en esos guarismos.

A ello hay que sumarle una caída drástica del empleo, la extensión de subsidios de desempleo, una consolidación del teletrabajo y ,la obediencia al mandato social de "quedarse en casa", una consigna que funcionó en los primeros meses de escasa información sobre el virus.

A pesar de todos estos elementos, el BPS debió pagar 45% más subsidios por enfermedad.

La explicación del organismo para esto también se llama "coronavirus", señala el informe, especialmente las cuarentenas ocasionadas por contactos sospechosos y dudas sobre síntomas similares al virus que ocasionaron derivación hacia la certificación médica.

En n 2019 se registraban, en promedio, 30.251 subsidios mensuales por enfermedad.

Pero, en el 2020 esa media ascendió a 43.790. Y en algunos meses, como el pasado diciembre, el COVID-19 significó un tercio de esos subsidios.

En tal sentido, el último mes del año fue clave: más de 11.600 trabajadores dependientes en aislamiento, más de 980 empleados o funcionarios con COVID-19, más de 7.200 con gripes, bronquitis u otra infección respiratoria que el BPS clasifica como “indirectamente asociada” al coronavirus.

Hay que recordar que diciembre registró un aumento exponencial de los contagios en Uruguay.

Usualmente es un período en el que bajan las certificaciones médicas.

Es un mes en que algunos trabajadores empiezan sus licencias y otros liquidan el remanente de días libres que les quedaban. Es el mes en que sube la temperatura y bajan las gripes.

Sin embargo, el pasado diciembre -por estos 19.796 subsidios asociados directa e indirectamente al COVID-19- se han duplicadas las certificaciones respecto al mismo mes del año anterior.