Nacional

Empresarios advierten al gobierno que no habrá acuerdo de precios

La última extensión se hizo por junio. Ajuste de salarios de este mes no da margen para mantener congelada la canasta básica. Carnaval electoral y números fiscales

La Cámara de Industrias advirtió al gobierno que no habrá más acuerdo de precios. El principal argumento de la Asociación de Importadores Mayoristas -principales tomadores de precios- es que los ajustes salariales de julio no permitirán la ejecución de esta medida como parte del combate a la inflación.

Algunos productos tendrán “ajustes” aunque los mismos “no serán desmedidos”, advirtió Fernando Melissari, representante de la gremial de los importadores.

El secretario de CIU, Juan Carlos De León, dijo a El País que “el escenario es totalmente distinto” al que se presentaba en Uruguay cuando se adoptó el anterior congelamiento de precios.

El Ministerio de Economía había expresado su interés de renovar ese acuerdo para productos de primera necesidad. La medida se adoptó a fines de 2013, cuando el índice inflacionario amenazaba con llegar a los dos dígitos. El plazo estaba establecido en principio hasta fines de mayo, y se extendió por un mes más.

“Hasta acá llegamos”, dijo Melissari. Según el Sistema de Información de Precios al Consumidor -del Ministerio de Economía- en la primera quincena de junio, 81 de los 153 productos bajo seguimiento sufrieron ajustes. El promedio fue de algo más de 2%, pero en algunos casos el aumento alcanza al 20%. Mirá el informe. 

La situación financiera del país está controlada, pero existen algunos datos preocupantes, de acuerdo al informe de Rendición de Cuentas presentada por el gobierno en las últimas horas.

El crecimiento de la economía se enlentecerá. Según la proyección oficial, crecerá un 3%, lo cual es una buena noticia, teniendo en cuenta la inestabilidad que aqueja a Argentina y Brasil, y que puede afectar a Uruguay.

La inflación promedio se ubicará en el 8.8%. En la rendición anterior la proyección para 2014 era de 6.4% y de 7.5% para el año próximo.

El déficit fiscal previsto era de 2.4% del Producto Bruto Interno, pero las previsiones para el año aumentaron a 3.3 del PBI para 2014. Las proyecciones para 2015 indican que el déficit se ubicará en 3.2% del PBI.

El gobierno anunció que el déficit proyectado para este año rondará los US$ 1.755 millones. Al cierre de 2013 las cuentas públicas cerraron con un saldo en rojo de US$ 1.226 millones.

El gobierno estima que la suba del dólar será de 12.1% en 2014 y de 6.4% el próximo año.

La previsión del gobierno marca que el dólar estará en los $ 24 a fin de año. Ese dato es una buena noticia para los exportadores que verán favorecida la competitividad de los productos uruguayos, pero, por otro lado, presionará al alza el Indice de Precios al Consumo que el gobierno no logra encajar en la meta.

Consultado por El Observador, el consultor y expresidente del Banco Central, Juan Carlos Protasi, consideró “increíble” que se haya llegado a un desequilibrio de las finanzas públicas que no se veía desde la crisis del 2002, sobre todo cuando Uruguay acaba de vivir “una década entera de bonanza”.

Protasi entiende que todo se explica por el gasto público “excesivo” y también a que el gobierno utilizó las tarifas de las empresas estatales como arma “antiinflación” perjudicando la caja de las empresas públicas.

La oposición se sumó en las últimas horas a la críticas, lo que obligó al presidente José Mujica a dedicarle su audición radial al asunto, recordándole al sistema político las causas de la crisis de 2002.

En el mismo sentido, el economista Javier de Haedo, militante del Partido Nacional, reconoció que la oposición “no puede hablar” de gastos excesivos porque en sus gobiernos “se cometieron los mismos pecados”.

De Haedo analizó en El Observador las causas del denominado “carnaval electoral”, es decir el aumento del gasto público en las vísperas electorales, casi una tradición del sistema político uruguayo. Dijo que “los números fiscales no dan para sentirse orgulloso” y agregó que uno de los desafíos del próximo gobierno será mejorar lo que deja el gobierno de José Mujica.

“No por casualidad -dijo- hay una “regla de oro” en nuestras finanzas públicas que consiste en comprobar un deterioro fiscal en los años electorales. En el promedio de los cinco gobiernos anteriores, ese deterioro entre los años cuatro y cinco de cada gobierno, fue de 1% del PIB. Parece que ahora la regla se cumplirá cabalmente. La excepción (toda regla tiene su excepción) fue el año 2004, cuando el déficit bajó”.

 

Dejá tu comentario