Nacional

El último matrero de Rocha: la historia del “Manco” Gutiérrez

Fue recluta militar en la dictadura, pero luego terminó enfrentado y a tiros con militares y policías. “Sobreviví porque no le tuve miedo a la muerte”. Mirá su historia.

 

El “Manco” Gutiérrez, el último matrero de Rocha recuperó la libertad tras 27 años en prisión y conversó con "Nano" Folle sobre su vida y sus costumbres.

Fue recluta en el cuartel de Ingenieros, en los tiempos en que arrancó la dictadura. Dijo que en esos días agarraban a los presos políticos y “los cascaban”. “Y un día me tocó a mi, me mandaron pegarle a uno. Yo le saqué la capucha y le desaté las manos para que viera quién le pegaba y se defendiera si quería”, contó.

"Ahí tuve un altercado con las autoridades y empezaron los líos. Hasta que un día osaron darme unos garrotazos y no los aguanté, entonces empecé a combatirlos”, afirmó. Andaba a caballo, facón y revólver y a los tiros con la Policía.

“Yo siempre sobreviví porque nunca le tuve miedo a la muerte, yo sé que la tengo marcada”, aseguró Gutiérrez.

El “Manco” dijo que vivió “mucho tiempo bien a lo matrero, durmiendo a campo, metido tres o cuatro horas en una aguada con la nariz afuera entre los camalotes para que pasara el malón de la Policía”.

Actuó en La Redota, caracterizado como indio. Dijo que eligió ese personaje porque es uno de los recuerdos que tiene de la infancia, de la escuela y que fue el primer dibujo que hizo.

“Todos los 25 de agosto salgo así. ¡A veces me como cada frío! Pero yo templo el cuerpo, no duermo nunca los 24 de agosto. Hago un fogón grande, me empiezo a sacar la ropa, salgo, entro y cuando llega la mañana ya estoy templado”, contó.

Dejá tu comentario