AFP

El rey del bádminton Kento Momota ante su bautismo olímpico

Expulsado de los Juegos de Rio-2016 por apuestas y casi obligado a retirarse el año pasado después de un accidente automovilístico, la estrella japonesa de bádminton Kento Momota finalmente está listo para su debut olímpico.

Expulsado de los Juegos de Rio-2016 por apuestas y casi obligado a retirarse el año pasado después de un accidente automovilístico, la estrella japonesa de bádminton Kento Momota finalmente está listo para su debut olímpico.

El número uno del mundo está entre las grandes esperanzas de medalla del país anfitrión en los Juegos de Tokio, pero estará encantado de competir después de fracturarse la cuenca del ojo en un accidente en enero de 2020.

Momota dijo que su "espíritu estaba casi roto" mientras trataba de recuperarse del accidente (horas después de ganar el Masters de Malasia) donde murió el conductor del vehículo que lo llevaba al aeropuerto de Kuala Lumpur.

Sufrió visión doble y necesitó cirugía en un hueso cerca de su ojo, lo que retrasó su regreso y le hizo temer que su carrera había terminado.

"Pensé en ello. ¿Cuánto tiempo tardaré?", dijo en marzo del año pasado, cuando le preguntaron si estaba preocupado por la posibilidad de que nunca podría jugar de nuevo. "Hubo momentos en que mi espíritu estaba casi roto", recordaba.

Pero el joven de 26 años se ha recuperado por completo, y afronta sus primeros Juegos Olímpicos como el favorito para ganar la medalla de oro.

- Caída en desgracia -

Momota estaba a un gran nivel antes de su accidente, tras conseguir un récord de 11 títulos en 2019, incluyendo el Mundial, el Campeonato de Asia y el Abierto de Inglaterra.

El jugador zurdo perdió solo seis de los 73 partidos que jugó ese año, y admitió que incluso él se había sorprendido de su gran estado de forma.

"Siento que aún no soy un jugador legendario, pero voy a trabajar duro para competir bien en futuros torneos", dijo.

Pero al ascenso de Momota hasta la cima del bádminton le siguió una dramática caída de prestigio pocos meses antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Admitió haber jugado en un casino ilegal con su compañero Kenichi Tago, en abril de 2016, y fue expulsado del equipo olímpico de Japón y se le prohibió competir indefinidamente.

Regresó un año más tarde y se dedicó a recuperar el tiempo perdido, sorprendiendo al campeón olímpico Chen Long, por el título asiático en abril de 2018, antes de iniciar su vuelta a lo más alto del ranking.

"Todavía siento remordimientos y no puedo lamentar lo suficiente lo que pasó" antes de los Juegos de Río, dijo al Canal Olímpico a finales de 2019. "Para aquellos que me apoyaron cuando no estaba jugando, quiero pagarles de alguna manera en Tokio", añadió.

- A por el oro -

Pero luego vino el accidente, y una pandemia que forzó la cancelación de torneos de bádminton en todo el mundo.

Momota jugó su primer partido, en casi un año, en los campeonatos nacionales de Japón, en Tokio, en diciembre pasado, comenzando paulatinamente antes de vencer a Kanta Tsuneyama en la final.

Sus esperanzas de volver a la competición internacional se vieron frustradas, tras dar positivo en coronavirus en el aeropuerto en enero, cuando el equipo de Japón estaba a punto de partir para el Abierto de Tailandia.

Finalmente, reanudó el juego a nivel internacional en el All England Open en marzo, perdiendo ante el malasio Lee Zii Jia en los cuartos de final.

Los esfuerzos de Momota para volver a las pistas fueron recompensados con una nominación al Regreso del Año en los premios Laureus.

Le dijo a Laureus, en una entrevista, que la presión para ganar en los Juegos de Tokio era "enorme".

"Me gustaría convertir eso en algo positivo, e ir a las Olimpiadas con un grado productivo de presión y tensión", dijo.

Momota ha hablado de ganar el oro para honrar a las víctimas del terremoto, tsunami y catástrofe nuclear de 2011 en Fukushima, donde creció.

Le dijo a Laureus que "representa algo" que los Juegos de Tokio se celebren poco más de 10 años después del desastre, y le gustaría "devolver el valor de dos torneos olímpicos de agradecimiento" por el apoyo que ha recibido.

Llamado Supermán, alter ego de Clark Kent, Momota cree que puede ser el Hombre de Acero que juegue en las Olimpiadas este verano.

"Si estoy compitiendo bien, yo también podría ir a por el oro", le dijo a Laureus.

"¿Cómo estoy de confiado? Bueno, alguien que se detiene no ganaría, así que digo que estoy al 100%. Puedo ganar el oro 100%."

amk/sah/djm/psr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario