AFP

El presidente filipino, Duterte, condena el último incidente en el mar de China Meridional

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, condenó el lunes el último incidente ocurrido en el disputado mar de la China Meridional, después de que los guardacostas chinos dispararan la semana pasada con cañones de agua a navíos filipinos.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, condenó el lunes el último incidente ocurrido en el disputado mar de la China Meridional, después de que los guardacostas chinos dispararan la semana pasada con cañones de agua a navíos filipinos.

"Lamentamos el reciente acontecimiento en el banco de arena Ayungin (nombre filipino del atolón Second Thomas, ndlr.) y vemos con preocupación sucesos similares", declaró Duterte en la reunión entre la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, en inglés) y China.

"Esto no hace honor a las relaciones entre nuestros países y nuestro socio", añadió durante la cumbre regional organizada por el presidente chino Xi Jinping, quien, por su parte, prometió que su país "no buscará nunca la hegemonía y no hostigará a los pequeños".

Pekín reclama casi todo el mar de la China Meridional, una zona rica en recursos naturales por la que pasan billones de dólares anuales en comercio, y también es reclamado por Brunei, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam.

Las autoridades chinas ignoraron el fallo de 2016 de un tribunal internacional que declaró como carente de base su reclamo histórico sobre la mayor parte del mar.

La tensión en el mar de la China Meridional se incrementó este martes después de que barcos guardacostas dispararan con cañones de agua a navíos filipinos que abastecían a personal militar en el atolón Second Thomas, en las islas en disputa Spratly.

Manila expresó su indignación ante este incidente, pero Pekín defiende que los barcos filipinos habían penetrado en sus aguas sin autorización.

Las críticas de Duterte sorprenden por su dureza ya que, desde su elección en 2016, el presidente filipino busca mejorar las relaciones y la cooperación económica con Pekín.

En frente, Xi Jinping pidió durante la cumbre "mantener conjuntamente la estabilidad del mar de la China Meridional y que sea un mar de paz, amistad y cooperación".

El viernes, Washington advirtió a Pekín de que una agresión militar les obligaría a actuar en virtud de un tratado de defensa entre Filipinas y Estados Unidos.

burs-amj/mlb/ial/grp/zm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario