AFP

"El patrimonio no se vende", proclama la ministra de Cultura de México

"El patrimonio no se vende", afirmó la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto, en una entrevista concedida a la AFP en medio de dos subastas de piezas prehispánicas en París que provocan la cólera del gobierno mexicano.

"El patrimonio no se vende", afirmó la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto, en una entrevista concedida a la AFP en medio de dos subastas de piezas prehispánicas en París que provocan la cólera del gobierno mexicano.

Frausto denunció el miércoles que "el patrimonio cultural se ha convertido en un objeto de comercio", pese a ser parte de la "identidad de los pueblos".

"Hicimos un llamado a las casas de subasta y nos contestan diciendo que nosotros tenemos la certeza de que la propiedad es legítima", dijo la funcionaria, un día después de que la firma Artcurial rematara objetos de arte prehispánico, pese a las protestas de México que exigía anular la subasta.

El gobierno del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador sostiene que esas piezas se extrajeron de "manera ilícita".

"Para la ley mexicana toda pieza del patrimonio nacional que esté fuera del país de manera definitiva, no temporal para una exposición o cooperación cultural, proviene de un ilícito", recalcó la ministra.

Frausto destacó que durante el actual gobierno, que comenzó en 2018, han sido repatriadas 5.800 piezas, una acción que consideró "histórica" pues ya están siendo exhibidas en los museos más importantes del país.

Para la secretaria, estos elementos "no son un artículo de lujo" o para "ornamentar una casa, sino parte de lo que hace de México una "nación cultural".

Por eso "el patrimonio no se vende", remarcó.

- Cuestión de ética -

La embajada de México en Francia pidió el pasado jueves la anulación de la subasta de Artcurial, que incluía 40 objetos de culturas precolombinas, y de otra que tendrá lugar en la casa Christie's el próximo miércoles, por el riesgo de que se vendan bienes de su patrimonio cultural.

En julio, México y Francia firmaron una declaración de intenciones para reforzar su cooperación en la lucha contra el tráfico de bienes culturales.

"Se está estrechando el trabajo diplomático y las herramientas que teníamos para lograr otros resultados. Rompimos la inercia, veíamos que pasaban las subastas y con gran dolor México veía cómo se vendía su patrimonio", destacó la funcionaria.

Desde hace unos años el país latinoamericano intenta recuperar su patrimonio histórico en manos de colecciones privadas en todo el mundo.

"Apelamos a la ética de los coleccionistas, apelamos a quien puede pensar que adquirir esto como un objeto de lujo no está vulnerando la cultura y la identidad de un país", pero sí la perjudica. "Entonces creo que generar conciencia también en los posibles compradores es una de las apuestas", subrayó la ministra.

A pesar de los continuos reclamos de México, Christie's ya celebró en febrero pasado en París una subasta de 40 piezas prehispánicas de manos privadas europeas, que recaudó cerca de 3 millones de dólares.

"Recuperar estos fragmentos de la historia y de las culturas de México nos ayuda a recuperar una identidad que se ha querido sustraer", dijo. El comercio ilícito de bienes culturales genera cerca de 10.000 millones de dólares, según la Unesco.

st/axm/lm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario