AFP

El OIEA confirma que Irán aumentó sus stocks de uranio enriquecido

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) informó este miércoles de un aumento significativo de la cantidad de uranio altamente enriquecido producido en los últimos meses por Irán, a días de una visita de su jefe a Teherán y la reanudación de las negociaciones para resucitar el acuerdo de 2015.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) informó este miércoles de un aumento significativo de la cantidad de uranio altamente enriquecido producido en los últimos meses por Irán, a días de una visita de su jefe a Teherán y la reanudación de las negociaciones para resucitar el acuerdo de 2015.

Con el correr de los meses Irán se fue alejando de los compromisos asumidos en ese pacto. Según un informe del OIEA al que la AFP tuvo acceso, la cantidad de uranio acumulada supera ahora en más de doce veces el límite autorizado, y se estimaba en 2.489,7 kilos a principios de noviembre.

Sobre todo, Irán supera ampliamente el límite de enriquecimiento al 3,67% establecido por el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés).

El stock de uranio enriquecido a 20% pasó de 84,3 kilos en agosto a 113,8 kilos actualmente. Además, aumentó su stock de uranio enriquecido al 60%, a 17,7 kilos, contra 10 kilos a fines de agosto.

- El jefe del OIEA en Teherán el lunes -

Este informe será examinado durante el Consejo de Gobernadores del OIEA previsto la semana próxima, justo antes de la reanudación de las negociaciones en Viena el 29 de noviembre.

De su lado, el director general del OIEA, Rafael Grossi, es esperado el lunes por la noche en Teherán tras ser invitado por las autoridades iraníes.

Se reunirá el martes con el jefe de la Organización Iraní de Energía Atómica, Mohammad Eslami, y el jefe de la diplomacia iraní Hosein Amir Abdollahian, indicó el portavoz de la agencia iraní encargada de la energía atómica, citado por la agencia de noticias iraní Fars.

El 12 de noviembre, Grossi dijo que la falta de contactos con el nuevo gobierno iraní era "sorprendente", ya que Teherán se enfrenta a varios plazos importantes en las próximas semanas.

La última visita de Grossi a Teherán tuvo lugar el 12 de septiembre y sólo se reunió con el jefe de la organización de energía atómica de Irán.

En dicha ocasión el jefe del OIEA negoció un acuerdo sobre el mantenimiento del equipo de vigilancia del programa nuclear iraní. Y tenía que regresar pronto para hablar con el gobierno, que asumió en agosto.

- Falta de acceso -

El OIEA se queja desde septiembre de no tener la autorización "indispensable" para acceder al complejo Tesa, situado en Karaj, cerca de Teherán, donde funciona un taller de fabricación de piezas para centrifugadoras.

Esta falta de acceso "afecta seriamente" a su capacidad de control, se lamenta la agencia en el documento difundido este miércoles.

Las conversaciones continúan para "resolver las disputas entre las dos partes", declaró a los medios de comunicación iraníes el encargado de misión de Teherán ante los organismos internacionales en Viena, Mohammad Reza Ghaebi. También instó a los Estados miembros del OIEA a abstenerse de hacer "comentarios precipitados o con motivaciones políticas".

Por otra parte, Grossi "rechazó categóricamente" la eventual utilización de cámaras de vigilancia del OIEA por parte de los autores de un ataque contra un sitio nuclear iraní, como lo ha sugerido Teherán.

Irán había afirmado el 23 de junio que frustró un operativo de "sabotaje" imputado a Israel contra una instalación de la Organización Iraní de Energía Atómica.

Una cámara quedó destruida y otra sufrió daños severos a causa de este incidente, y el organismo quiere repararlas.

Otro tema de tensión citado por el organismo este miércoles y que preocupa a Grossi es "el caso de inspectores sometidos a registros excesivamente intrusivos por parte de los guardias de seguridad".

- Reanudación de negociaciones -

El nuevo desplazamiento de Grossi se producirá antes de la reanudación de las negociaciones entre Irán y las grandes potencias el 29 de noviembre en Viena para intentar salvar el acuerdo internacional sobre la energía nuclear iraní concluido en 2015.

Las negociaciones entre Teherán y las otras partes (Alemania, China, Francia, Reino Unido y Rusia) para relanzar este pacto histórico, que supuestamente limitaría drásticamente el programa nuclear iraní a cambio de un alivio de las sanciones económicas, se han suspendido desde junio.

Estados Unidos, que se retiró unilateralmente del acuerdo en 2018 y ha restablecido las sanciones contra Irán, participará indirectamente en estas conversaciones.

Irán exige el regreso de los estadounidenses y el levantamientos de las sanciones que asfixian su economía a cambio de respetar nuevamente las limitaciones acordadas en 2015 con el objetivo de impedirle dotarse del arma nuclear.

kam-jsk-anb/mar/sgb/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario