Deportes

"El Muñeco" y "El Chino", dos pilares en los que nadie creía

Nacional salió campeón de la mano de un técnico debutante y un brillante jugador casi retirado. Las historias detrás de los ídolos menos pensados del campeón

 

Los pilares de la obtención del Torneo Apertura para Nacional fueron dos figuras a las que pocos apostaban: en el banco el DT Marcelo Gallardo y en cancha Álvaro Alexander Recoba.

Los dos han sido grandes deportistas, pero jamás brillaron por el liderazgo. Ambos obtuvieron ayer la consagración ante la hinchada tricolor. El peso de la trayectoria, su calidad como hombres de fútbol y la madurez que dan los años resultaron fundamentales para llevar a este Nacional a la cima del Apertura en una trepidante remontada.

Al igual que sus mentores Daniel Alberto Passarella y "El Negro" Leonardo Astrada, "El Muñeco" debutó en el cargo siendo campeón.

En la séptima fecha, cuando Nacional estaba a siete puntos del primero en la tabla, tembló la estabilidad del técnico, aunque el presidente Alarcón negó este extremo y aguantó el temporal de críticas. "Eso sería hacer la fácil", dijo.

Anoche, mientras los jugadores festejaban el campeonato, el técnico tomó su equipaje y se fue a Buenos Aires para participar de una actividad escolar de sus hijos.  Allá su River Plate viene primero en la B pero acababa de perder ante Boca Unidos, un equipo sin trayectoria pero con portación de nombre.

Por su parte, "El Chino" Recoba tuvo su tarde de gloria en Nacional a los 35 años, en los últimos estertores de su calidad.

Goles sobre el final del partido con latigazos de zurda, cuando Nacional no le encontraba la vuelta al partido, mostraron la vigencia de un jugador que ya parecía retirado.

En busca de emociones fuertes, Recoba dejó su Danubio natal y volvió al club que lo catapultó a Europa y lo convirtió en uno de los jugadores mejores pagos del mundo.

Una crónica del diario El País recuerda que dejó la Curva de Maroñas y un sueldo de 40.000 dólares mensuales -una fortuna para el futbol uruguayo, nada frente a los 7 millones que cobraba en Inter en 1998- para firmar un cheque en blanco en el Parque Central.

"¿Cinco mil dólares o cinco mil pesos?", preguntó "El Chino" antes de firmar contrato. El dinero es poca cosa, considerando que el lateral argentino Diego Placente -ex selección argentina, River, fútbol alemán- llegó a Nacional por 25.000 dóares y casi no ha jugado.

Con goles oportunos, gambetas y electrizantes corridas en cuentagotas, Recoba retribuyó de forma invalorable la segunda oportunidad del hincha.

Dejá tu comentario