PolíticaTabaré Vázquez

El gobierno volvió a suspender la apertura del "corralito" mutual de febrero

El decreto dice que aún persiste la práctica ilegal de intermediación lucrativa (pagar a socios para cambiar de mutualista).

El gobierno decidió suspender por segundo año consecutivo la apertura del “corralito” mutual.

Esto implica que los usuarios del Sistema Nacional Integrado de Salud no se podrán cambiar libremente de mutualista o prestador de salud en febrero de 2019.

Para cambiar sin justificar sus razones los usuarios deberán esperar a febrero de 2020, según dice el decreto firmado el viernes 16 de noviembre el por el presidente Tabaré Vázquez y todos los ministros.

El decreto recuerda, sin embargo, que en cualquier momento del año los usuarios pueden cambiarse de prestador de salud, aunque para eso deben cumplir con ciertos requisitos y presentar una declaración jurada con las razones que esgrimen para el cambio.

La apertura del “corralito” en febrero de cada año permitía el cambio de mutualista sin la necesidad de justificar los motivos de esa decisión. Esto es precisamente lo que se vuelve a suspender.

¿POR QUÉ?

El gobierno sostiene que la intermediación lucrativa persiste y que eso violenta la libertad de los usuarios y los principios del Sistema Nacional Integrado de Salud.

Se entiende por intermediación lucrativa la práctica ilegal de pagarle a los usuarios para que se afilien a determinada mutualista.

Como esto aún se hace -dice el gobierno- se trabaja en un mecanismo que evite la intermediación lucrativa y que sea más transparente.

Pero ese mecanismo aún no está pronto y por eso se suspende nuevamente la apertura del “corralito” en febrero de 2019. Ya se había hecho en febrero de 2018.

CONDICIONES PARA CAMBIARSE

El decreto del gobierno recuerda en qué circunstancias los usuarios pueden cambiar de mutualista, en cualquier momento del año.

“Los usuarios amparados por el Seguro Nacional de Salud podrán, en cualquier momento, solicitar la autorización del cambio de prestador cuando:

a) El usuario traslade su domicilio de un departamento a otro o acredite dificultades supervinientes de acceso geográfico a los servicios del prestador en el que se encuentra registrado. Para que operen las solicitudes efectuadas por esta causal deberá acreditarse fehacientemente que el interesado o su representante (padre, madre, tutor o curador) ha trasladado su domicilio o se han presentado las dificultades referidas.

b) Existan situaciones originadas en problemas asistenciales que lleven a la pérdida de confianza en el prestador. En tal caso las solicitudes efectuadas al amparo de la presente causal será sustanciadas ante la Dirección General de la Salud del Ministerio de Salud Pública, quien de aceptar la objeción la comunicará a la Junta Nacional de Salud a fin de habilitar el cambio de prestador y concomitantemente ordenará las medidas que correspondan respecto de los prestadores involucrados.

DECLARACIÓN JURADA

Según destaca el decreto del gobierno, “todas las solicitudes de cambio de prestador a que se hace referencia, deberán ser acompañadas por una declaración jurada del usuario en la que manifieste su libre e informada elección del prestador de servicios integrales de salud, así como no haber percibido dinero u otra ventaja equivalente”.

Dejá tu comentario