Deportes Copa Sudamericana | Centro Atlético Fénix

El Fénix de Carrasco clasificó al empatar en la altura de Quito ante el Nacional

Fue 2 a 2 y siempre al frente del marcador. El local empató sobre la hora.

Fénix aprovechó su victoria en Montevideo y con el empate 2-2 con el ecuatoriano El Nacional este miércoles en la altura de Quito (2.850 metros) avanzó a la segunda ronda de la Copa Sudamericana-2020.

Maureen Franco (21) y Nicolás Machado (81) dieron ventajas parciales a la visita, mientras que Hólguer Matamoros (59) y Felipe Mejía (90+4) igualaron para los ecuatorianos.

Con la ventaja (1-0) de la ida y sabiendo que el empate era un excelente negocio para pasar de ronda, Fénix se puso a resguardo desde un principio.

Esperó y apostó a sorprender con la pelota parada, para aprovechar sus virtudes en el juego aéreo y de ser posible pescar en algún contragolpe.

El Nacional careció de ideas, sus bloques se mostraron divorciados e imprecisos, con lo cual se facilitó la contención visitante.

- Local sin ideas ofensivas -

La primera anotación del partido nació de un error ofensivo local y tras un contragolpe veloz que determinó una asistencia de Machado para que Franco con preciso tiro, pusiera el 1-0 a los 21.

Con la eliminatoria cuesta arriba, los "puros criollos" con más ahínco que calidad comenzaron a inquietar el pórtico del golero Ernesto Hernández.

Los locales dejaron espacios y de inmediato lo leyó el timonel uruguayo Juan Ramón Carrasco, que dispuso salidas en contragolpe.

La gestación de Fénix la generaban Agustín Canobbio y de Ángel Rodríguez, que quitaban y de inmediato buscaban a Machado y Franco para lastimar.

En ese escenario, con las carencias y limitaciones de El Nacional, más cerca anduvo el segundo de la visita que la igualdad local.

El timonel de El Nacional, el colombiano Eduardo Lara, mandó más atinados a sus dirigidos para la segunda etapa y antes de los cinco iniciales el portero Hernández comenzó a erigirse como figura con sus atajadas.

- Iluminados en la altura -

La compensación para los anfitriones llegó gracias a la pelota quieta, con un tiro libre de Matamoros ejecutado por sobre la barrera al ángulo para lograr la igualdad parcial.

Carrasco realizó variantes para refrescar las líneas y contener el ímpetu del local empujado por unos 15.000 aficionados en el estadio Olímpico Atahualpa.

Pero los ecuatorianos se empeñaban en complicarse y el defensor Jean Peña se iba a las duchas a 20 del final, por doble amonestación de parte del juez argentino Nicolás Lamolina de acertado desempeño.

Apelando al coraje, la escuadra local pugnó por la victoria y un tiro de Mejía reventó en el horizontal.

Los uruguayos estuvieron iluminados en la altura quiteña y en nueva tejida generada por Canobbio dejó solo a Machado, quien anotó el segundo gol del visitante a menos diez del cierre de la serie.

Con el cronómetro en tiempo de descuento, Mejía igualó para amortiguar el lamento local a los 90+4.

Al final del juego el elenco albivioleta, fundado hace un siglo y sin mucha historia en torneos internacionales, festejó su clasificación a la segunda ronda de Sudamericana.

Dejá tu comentario