InternacionalesArgentina | dólar | Economía

El dólar se dispara en Argentina y el gobierno pide "tranquilidad"

El alza de tasa en los Estados Unidos es uno de los factores externos que explica la presión sobre la divisa

La moneda argentina se devaluó este jueves 7,64% ante el dólar pese a un nuevo e inesperado aumento de la tasa de interés para frenar el alza del billete verde y la inflación.

Por segunda vez en una semana el Banco Central subió este jueves la tasa de interés de referencia en 300 puntos básicos y la situó en 33,25%, en un intento por defender el peso.

En el último mes, la moneda se depreció más de 10%. El apetito por el dólar se mantiene firme y empuja el valor de la divisa verde a un nuevo máximo histórico, en un país donde persisten los fantasmas de la hiperinflación de los años 1980 y la debacle económica de 2001.

La tensión sobre la moneda se agudizó la semana pasada a partir del alza de las tasas de los bonos Tesoro en Estados Unidos que redundó en la depreciación de las monedas de la región.

De este tema habló en la víspera el ministro de Economía Danilo Astori, quien señaló los esfuerzos del Banco Central para mantener a raya la divisa en un contexto regional y mundial que empujan al alza al dólar.

Mientras, en el frente interno hubo desarme de posiciones de Lebac (Letras del Banco Central), al entrar en vigencia una norma que obliga a extranjeros a pagar un impuesto sobre la ganancia generada por este instrumento.

Afectados por décadas con sucesivas crisis con devaluación e inflación, los argentinos ahorran en dólares, compran y venden propiedades en dólares, piensan en dólares, pero sus salarios son en pesos.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, pidió este jueves "tranquilidad".

"Las situaciones de volatilidad no nos tienen que asustar: tienen que ser parte del aprendizaje de vivir con un tipo de cambio flotante", dijo ante la prensa.

Peña insistió en ratificar la meta de inflación de 15% para 2018, mientras el Fondo Monetario Internacional la proyecta en 19,2% y analistas privados por encima de 20%.

El costo de vida aumentó en el primer trimestre un 6,7% según el estatal instituto estadístico Indec.

Analistas estiman que la nueva escalada del dólar frente al peso presionará los precios internos al alza lo que complica el objetivo inflacionario del gobierno de Mauricio Macri.

"El gobierno se está alejando cada vez más de la meta inflacionaria. Además esta suba de las tasas va a hacer mella en la actividad económica que ya viene mal pero se va a agravar con estas inquietudes, mal llamadas volatilidad", declaró al canal TN el economista Gabriel Rubinstein.

Advirtió que el precio del dólar repercute en la inflación "porque hay muchos precios en la economía que por razones de costos y materias primas se fijan en dólares".

Según el especialista, esto afectará también "al consumo y a la inversión".

NEUROSIS DEL DÓLAR

"El argentino tiene un seguimiento neurótico respecto del dólar. La subida del dólar es igual a desconfianza. La sociedad argentina se representa la suba del dólar como que hay algo que no está andando bien", advirtió a la AFP el sociólogo y analista político Luis Costas.

Estimó que si esto "son pequeños esquemas de acomodamiento y durante una semana sube (se deprecia el peso) y después para, está bien. Pero si sistemáticamente se sigue moviendo, eso en Argentina no es inocuo".

"Hay que estar atentos a de qué manera opina el mercado: las inversiones no terminan de venir, el gobierno no está pudiendo llevar adelante las reformas que el sistema económico quisiera y cada tanto hay un movimiento del dólar", señaló Costas, director de la consultora Quiddity.

META INFLACIONARIA

En diciembre, el gobierno ya había tenido que modificar la meta de inflación de 2018, prevista inicialmente en 10% y que pasó a 15%.

"Subestimamos el pase de la devaluación a la inflación y subestimamos el impacto de las tarifas en la inflación general", dijo este jueves el secretario de Comercio, Miguel Braun, a radio Metro, al explicar aquel cambio.

"Hemos generado expectativas en torno a bajar la inflación y entendemos que quizás el ritmo no es el que mucha gente querría ver", admitió y agregó: "estamos convencidos que estamos en el camino correcto para ir bajándola de a poco"

Dejá tu comentario