El “Diente” López puede convertirse en balón y botín de oro

El tío del futbolista aguarda con ansiedad el partido de hoy. Los padres y hermanos lo verán jugar desde su casa en Parque del Plata.

 

“Era un diablillo con la pelota”, así recuerda Javier López a su  sobrino, a quien describe como “humilde”. 

No esconde los nervios, ni la fe en Nicolás y aguarda la semifinal. “Con mucha ansiedad, esperando la hora del partido y que a los gurises les vaya muy bien”, dijo a Subrayado. “Ellos se sienten muy bien, anímicamente están muy fuertes y están esperando con toda la fe a ver si pueden llegar a la final”, dijo.

El tío del Nicolás, quien asesora a jugadores de fútbol, pronostica un partido difícil. No tiene cábalas y le gusta reunirse con amigos para ver los encuentros. 

En tanto, los papás del futbolista, su hermano y sus abuelos, alentarán en conjunto a su jugador favorito. Nicolás tiene chances de convertirse en balón y bota de oro. 

Foto: EFE

Temas de la nota

Dejá tu comentario