InternacionalesItalia

El antisistema Movimiento 5 Estrellas, vital para la conformación del nuevo gobierno en Italia

Exige que el Partido Demócrata (PD, centro-izquierda) se pronuncie a favor del mantenimiento de Giuseppe Conte como jefe de gobierno.

El Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema), subió las apuestas el martes en las negociaciones para la formación de un nuevo gobierno, al exigir que el Partido Demócrata (PD, centro-izquierda) se pronuncie a favor del mantenimiento de Giuseppe Conte como jefe de gobierno.

Los dos partidos terminaron su última reunión en plena noche tras cuatro horas de tensas discusiones para tratar de constituir un gobierno de urgencia, en remplazo de la coalición entre el M5S y la Liga de Matteo Salvini, en una ecuación que incluye un programa común y un delicado reparto de los gabinetes ministeriales.

Aunque debían reunirse este martes para una reunión a priori decisiva en la oficina del primer ministro saliente, un comunicado publicado a primera hora por el Movimiento 5 Estrellas provocaba la anulación del encuentro.

“Tras cuatro horas de reunión ayer, no llegamos a nada. No podemos trabajar así. Volveremos a ver al PD cuando los órganos del partido den su ‘ok’ a Conte” para seguir al frente del ejecutivo, indicó el M5S en su comunicado.

“Esto no funciona. En una fase tan delicada para el país, no hay tiempo que perder. Nosotros trabajamos intensamente para aportar una respuesta inmediata a los ciudadanos”, continuaba el M5S en su texto, indicando que no habrá más reuniones “hasta que (el PD) aclare oficialmente su postura sobre Giuseppe Conte”.

El PD se cansa

Sintiéndose fuerte con su amplia presencia parlamentaria (fueron la fuerza más votada en las legislativas de primavera de 2018, cuando obtuvieron el récord del 32 % de los sufragios), el M5S pretende hacerse notar en el reparto de ministerios con el Partido Democrático, aunque sabe que juega con fuego.

Pero el jefe de los senadores del PD, Andrea Marcucci, no apreció la cancelación in extremis de la reunión entre Conte, el jefe del PD, Nicola Zingaretti, y el líder del M5S Luigi Di Maio, y acusó a este último de poner en peligro la potencial alianza.

Según Marcucci, las “ambiciones personales” de Di Maio están poniendo en riesgo un acuerdo “para dar un nuevo gobierno al país”.

“Hace tres días que el PD habla de propuestas”, mientras que el M5S solo responde con ultimatums“, criticó Paola De Micheli, otra dirigente del PD, cuyo nombre está en la lista de posibles vicepresidencias.

Según los medios, Luigi Di Maio aspira al sillón de ministro de Interior, donde reemplazaría a Matteo Salvini. Esto supondría una revancha sobre quien el 8 de agosto puso término a la anterior coalición de gobierno, solo 14 meses después de su formación. Otros le ven en el ministerio de Defensa.

La hora del presidente Mattarella

Según el entorno del jefe del PD Nicola Zingaretti, este no se opone al mantenimiento del primer ministro Conte a la cabeza de un nuevo ejecutivo. Su condición sería que, en tal caso, al menos una de las dos vicepresidencias debería estar en manos del PD.

El Partido Democrático querría asimismo, quedarse con las carteras de Economía y Exteriores, según la prensa local.

Pero en todo caso, el tiempo aprieta: el presidente Sergio Mattarella lanzará consultas el martes a las 16H00 GMT y espera un proyecto de “mayoría sólida” como tarde el miércoles por la noche.

Sin acuerdo para una nueva coalición, Mattarella convocaría nuevas elecciones legislativas para el 10 de noviembre, un mal momento para la tercera economía de la zona euro, fuertemente endeudada y paralizada.

Por su parte, un poco abatido en la víspera, cuando el acuerdo PD-M5S parecía en la buena vía, Matteo Salvini se mofaba de las negociaciones de último minuto, “no sobre proyectos, sino sobre sillones“, repitiendo su llamamiento a las urnas: “Daos prisa si queréis mezclar todo y su contrario, o vayamos a votar”.

.

Temas

Dejá tu comentario