Nacional

Dueño de academia que embarazó a menor dijo que no era su alumna

Publicó una carta y admitió haberle proporcionado Misoprostol para provocar un aborto. Pero aclaró que solo la había visto una vez y que no sabía su edad

 

El hombre de 34 años, dueño de una academia en Paysandú, que fue procesado sin prisión por suministrarle Misoprostol a una adolescente de 14 para provocarle un aborto, publicó una carta en el diario El Telégrafo en la que hizo algunos descargos con su propia firma.

Admitió que tuvo relaciones sexuales con la chica y también que la indujo a abortar con pastillas de Misoprostol pero señaló que desconocía su edad. “Tuve contacto con ella una sola vez. No conozco ni a su familia, ni dónde vive. Además, en todo momento manifestó ser mayor de edad. Dijo tomar pastillas anticonceptivas y que su nombre no era el que me había dicho en un principio o sea la única vez que la había visto”.

El hombre aclaró además que la adolescente no era su alumna, tal como informó El Telégrafo cuando el caso salió a la luz. Dijo que él tiene esa academia como negocio pero que no da clases. "Nunca vino a inscribirse en la academia, nunca se presentó, nunca vino responsable de ella y además porque tampoco soy yo quien da las clases, sino que es un negocio que lo tengo como tal para comer y darle de comer a mi hija”. 

Según describe el hombre en la misiva, tras tres semanas de haber tenido relaciones sexuales, “la joven se presentó en mi hogar para mi sorpresa, aduciendo que estaba encinta, que por favor la ayudara, que había mentido y que la perdonara, tanto en su verdadero nombre, como su edad”.

“Desesperado por lo que me había contado y casi sin pensarlo, cometí la equivocación (en vez de en primer lugar contactar con su familia y que se resolviera de un modo conjunto), de buscar en Internet métodos naturales de interrumpir esa reciente gestación”. 

Fue entonces que halló el medicamento Misoprostol. “Leí todo, específicamente cómo se tomaba y una vez en mi poder se lo trasmití a la joven en cuestión. Y ahí fue mi error el cual asumo”. “La joven en vez de tomarlas como indicaba el prospecto, fue a su domicilio y tomó todas juntas, lo que le provocó un sangrado importante debiendo ser internada”.

El hombre fue procesado sin prisión por el caso y debe cumplir medidas sustitutivas por 45 días. Dijo que después que el hecho salió a la luz sufrió acoso social y condena de la sociedad por el caso y dedicó la carta a su hija de 17 años.

Dejá tu comentario