Dos personas fallecidas por inundaciones: una en Artigas y otra en Salto

Aumenta el número de evacuados y rige una advertencia naranja hasta las 18 horas en todo el territorio. Las lluvias continuarán esta semana.

22 de diciembre de 2015, 10:44hs

El Río Uruguay ha crecido de forma constante desde el fin de la semana pasada y casi dos metros por encima del nivel de seguridad en Paysandú y Salto.

En este departamento, un joven de 17 años que se bañaba en las aguas del Arroyo Ceibal, entre calle Treinta y Tres y Sarandí, se ahogó este lunes de tarde. El chico estaba en el lugar nadando junto a otros menores de edad.

El otro caso fatal se dio en Artigas. Fermín Santos, un hombre de 80 años, fue arrastrado por la corriente del Arroyo Pintadito el pasado viernes cuando arreaba su ganado. El cuerpo sin vida fue hallado en la mañana del lunes.

Mientras tanto en Paysandú un jinete de 58 años fue rescatado por Bomberos en el Río Queguay. Según informa el diario El País el hombre permaneció casi dos horas aferrado a una rama, a la altura del kilómetro 422 de Ruta 4, al norte de Guichón.

La Comisión Técnica Mixta de Salto Grande informó que las previsiones de lluvias para esta semana son de volúmenes altos y va a aumentar el caudal y en consecuencia el nivel del rio en las ciudades del litoral.

EVACUADOS. Según los últimos datos de Meteorología, la cifra de personas desplazadas de sus hogares aumentó a 1.127: 296 en Artigas, 26 en Bella Unión, 277 en Paysandú y 528 en Salto. 

A la advertencia Naranja que rige hasta las 18 horas de este martes se suma la previsión de la continuidad de las lluvias por dos días mas. Según Inumet en el norte del país llueve hasta el 24 de diciembre inclusive.

Los últimos registros indican que la localidad de El Topador, en Artigas, es donde se registraron las mayores precipitaciones con 95 mm, seguido por Javier de Viana en Artigas con 80 mm. 

En la capital duraznense se desató este lunes sobras las 19 horas un temporal de viento y lluvia que provocó la caída de al menos dos árboles.

A causa de las lluvias el caudal del Río Yí subió casi dos metros pero no existe peligro de evacuaciones, publica El País. En Río Negro hubo una turbonada también este lunes que provocó la caída de decenas de árboles, voladura de techos y derribó columnas de UTE.

Dejá tu comentario