Sociedad

Dos hombres imputados de violencia doméstica son vigilados por la policía

Ambos casos son en Maldonado y la justicia busca garantizar la "integridad física y psicoemocional" de las víctimas.

La custodia policial como medida cautelar para casos de violencia doméstica busca proteger a las víctimas ante la falta de dispositivos electrónicos.

Sin embargo, dos hombres imputados por violencia doméstica son vigilados por la policía por disposición de la Justicia. Ambos casos se encuentran en Maldonado.

El primero en la capital del departamento. Allí la justicia dispuso la colocación de tobillera tanto para la víctima como para el agresor por un caso de violencia doméstica por un plazo de 10 meses.

Al constatarse que ambos vivían a menos de 400 metros de distancia y teniendo en cuenta que el dispositivo electrónico exige una distancia mínima de 500 metros entre agresor y víctima, en mayo se dispuso la sustitución de la tobillera por una custodia policial a tiempo completo para el agresor por los próximos siete meses.

El segundo caso se encuentra en Pan de Azúcar. En julio, ante una denuncia por violencia doméstica, la víctima y su abogada defensora manifestaron ante la Justicia que si no había tobilleras disponibles no deseaba tener una custodia policial.

Al no contar con el dispositivo, el juez resolvió la custodia policial del agresor imponiéndole además la prohibición de contacto y comunicación con la víctima por 180 días.

Según consta en la resolución judicial a la que accedió Subrayado, la Justicia expresa que comparte los argumentos expresados por la víctima “que no son más ni menos que el respeto a la voluntad de la víctima que tiene derecho a ser protegida y no revictimizada, a que las medidas garanticen su integridad física y psicoemocional”.

Días atrás el candidato del Partido Nacional a la Presidencia Luis Lacalle Pou propuso vigilar al agresor con la Policía y no exponer a la víctima a una custodia permanente.

El planteo fue criticado por el senador del Frente Amplio Charles Carrera (ex director de secretaría del Ministerio del Interior), en tanto el presidente de la Suprema Corte de Justicia Jorge Chediak dijo que los jueces ya tienen la potestad de ordenar la vigilancia policial del agresor.

Actualmente, 700 parejas son monitoreadas con tobilleras electrónicas. Desde 2005 a la fecha, las denuncias por violencia de género aumentaron más de 580%.

TOBILLERAS ELECTRONICAS

El director nacional de Policía, Mario Layera, agradeció a los agentes por su trabajo en la custodia de víctimas de violencia doméstica y les pidió redoblar el esfuerzo. “Nadie habla de lo que no pasa”, dijo Layera.

TRABAJO POLICIA NUEVA

Dejá tu comentario