AFP

Documentalistas nominados al Óscar quieren llevar a personas sin techo a la gala

Una noche al año, Hollywood recibe todo el glamour de los Óscar, pero su bulevar de estrellas es diariamente el lugar al que personas sin hogar acuden a dormir.

Una noche al año, Hollywood recibe todo el glamour de los Óscar, pero su bulevar de estrellas es diariamente el lugar al que personas sin hogar acuden a dormir.

Esos mundos tan contrastantes se encontrarán el próximo mes gracias al deseo de los nominados directores de un documental sobre la crisis de los sin techo de invitar a sus personajes a la alfombra roja de los Óscar.

"Ojalá que el día de la ceremonia podamos mostrar un poco esa convivencia y concientizar sobre esa humanidad que está ahí, al otro lado de la calle, literalmente, y que hemos ignorado por mucho tiempo", dijo el brasileño Pedro Kos, correalizador del cortometraje documental "Enséñame el camino a casa".

"Esperamos poder llevar a dos o tres de ellos con nosotros", agregó su compañero de dirección, el estadounidense Jon Shenk, en entrevista con la AFP.

El documental, disponible en Netflix, sigue durante tres años a varias personas sin techo y en condición de vulnerabilidad en Los Ángeles, San Francisco y Seattle.

Muestra de forma íntima sus rutinas diarias y sus dificultades en las calles, así como sus esperanzas de salir de ellas.

Entre las personas que acompañan está Luis Rivera Miranda, un hombre de mediana edad que tiene un perro y que comienza un romance con una mujer también sin techo; y Ronnie "Astaire del futuro" Willis, quien baila en el Hollywood Boulevard ante turistas para ganarse el pan.

"Él tiene una historia extraordinaria: alguien con entrenamiento clásico de baile que ha bailado con Janet Jackson, coreografió el éxito 'Thong Song'", de Sisqo, y "ha vivido tiempos muy difíciles, lamentablemente, debido a varios motivos", explicó Kos.

En las escenas de Willis "ves el costado del Teatro Dolby", donde se realiza la gala de los Óscar, agregó.

De acuerdo con los cineastas, parte del problema es que mucha gente ve de forma deshumanizada a las personas que viven en las calles, y se convencen de que los sin techo son responsables de su tragedia.

Al abordar las causas que las empujaron a las calles, las personas en el cortometraje enumeran diversos factores como discapacidades, el rechazo de sus familias por ser trans y depresión.

"Esperamos que el documental pueda brindar una nueva perspectiva, que le ponga rostro a lo que sucede", prosiguió Shenk, que aspira que funcione como un recordatorio de quiénes sufren esta situación. "Son estadounidenses, son nuestros vecinos, tienen derechos, son personas".

- "Gigantesca crisis de humanidad" -

Los directores accedieron a sus personajes y se ganaron su confianza trabajando con organizaciones de apoyo a las personas sin hogar.

En vez de entrevistarlos de forma directa, Shenk colocó su cámara en albergues donde los sin techo participaron en entrevistas "de análisis de vulnerabilidad", y salió de la habitación para permitirles conversar de forma libre sobre su situación.

Pero uno de los momentos más conmovedores del documental es cuando una mujer sin hogar le dice a un trabajador social en un campamento improvisado que un hombre llamado Mike la ha golpeado nuevamente, lo que lleva al trabajador social a llamar a un refugio para ayudarla a escapar.

"Para las mujeres la violencia sexual es algo real", aseguró Shenk. "No se me viene a la cabeza una sola mujer de las que conocimos que no tenga una historia relacionada a esto".

Shenk y Kos no plantean una solución a este problema que compete a los dirigentes de las ciudades de la costa oeste de Estados Unidos, pero opinan que simplificar la enorme burocracia de los programas sociales disponibles para los sin techo podría ser un inicio.

Los Ángeles está actualmente realizando su primer censo de personas sin hogar en dos años debido a la pausa impuesta por el covid-19.

El documental puntualiza que en breve expirará la política de no desalojos adoptada durante la pandemia, lo que posiblemente empeorará la crisis.

"No tenemos duda de que vivimos una gigantesca crisis de humanidad en Estados Unidos", destacó Shenk.

"Esperamos usar este pequeño momento de atención en nuestra pequeña película para abrir una conversación que permita a la gente tener un punto de vista que de otro modo no habrían tenido.

amz/pr/atm/ll/yow

NETFLIX

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario