Documental protagonizado por Mujica ganó el Premio Goya en España

El director del film "Frágil Equilibrio" le dedicó la distinción al expresidente, cuyas reflexiones preceden historias de inmigrantes y desposeídos

.
El documental que ganó el premio Goya de España es protagonizado, entre otros, por el expresidente uruguayo José Mujica.

De hecho, el director de "Frágil equilibrio". Guillermo Garcia López, le dedicó unas palabras al recibir el máximo galardón cinematográfico del cine español: "Este Goya pertenece a José Mujica. Gracias Pepe por arrojar luz en estos tiempos de oscuridad".

"Muchas gracias a todas las personas que nos han ayudado a conseguir este sueño. Lo mejor no es el orgullo de ver el trabajo duro reconocido, que ya es algo muy grande. Lo mejor es que gracias a este premio el mensaje de José Mujica llegará mucho más lejos", escribió equipo productor en Facebook.

Garcia López enfocó su discurso en el problema inmigrante, que desde hace años afcta a Europa, y que ahora extiende su trágico brazo a Estados Unidos, con la llegada al pdoer de Donald Trump.

"Este galardón también pertenece a todos los inmigrantes que siguen perdiendo las vidas cuando tratan de cruzar las fronteras. ¡Basta ya de levantar muros entre las fronteras!"

La película cuenta historias que suceden en tres continentes y que se articulan alrededor del discurso humanista de quien fue presidente de Uruguay de 2010 a 2015.

Los protagonistas del filme son los inmigrantes que intentan entrar en territorio español saltando la valla de Melilla, tres ejecutivos japoneses que trabajan en grandes compañías y una persona desahuciada por no poder afrontar los gastos de su hogar en Madrid.

La intervención de Mujica fue grabada en Montevideo en agosto de 2014, relató el director.

Allí se entrelazan disquisiciones sobre la especie humana, el sentido de la vida, la froneras culturales. cada una de esas reflexiones actúan como préambulo de las historias.

"La película es un acto de amor por parte de todo el mundo que lo ha hecho", afirmó el director al recoger el Goya.

"Este premio va dedicado a todas las personas que luchan por la vida: los derrotados por el sistema, los migrantes, las personas que se sienten oprimidas por un sistema enfermo", explicó.

"Frágil equilibrio" fue uno de los premios entregados en la gala del sábado. 

El thriller "Tarde para la ira" se coronó este sábado como la mejor película española en los premios Goya, en una gala que, no obstante, se rindió ante la magia de "Un monstruo viene a verme", de Juan Antonio Bayona, que arrasó con 9 premios.

Relato de venganza con un eficaz elenco de actores, la ópera prima de Raúl Arévalo consiguió el galardón principal en la 31ª edición de los Goya, los Óscar de España, pero también otras tres estatuillas, incluida la de mejor director novel.

En una gala por momentos reivindicativa para exigir más atención del Estado al cine y mayor porcentaje de pantalla para las mujeres, "Tarde para la ira" se impuso como mejor película sobre la favorita, "Un monstruo viene a verme", una cinta en inglés protagonizada por Sigourney Weaver y Liam Neeson que fue la más taquillera del año pasado en España.

Pero también triunfó sobre el drama "Julieta" de Pedro Almodóvar, el más internacional de los cineastas españoles que no obstante debió resignarse a ver que su regreso al cine de mujeres fuertes lograra de la Academia española solo un premio de siete nominaciones, el de mejor actriz para Emma Suárez.

"Es un honor recibir este reconocimiento frente a estas grandes películas", señaló la productora de "Tarde para la ira" Beatriz Bodega al recoger el busto del pintor Francisco de Goya, mientras en su butaca Arévalo se enjugaba las lágrimas.

En la gala, en el Hotel Marriott Auditorium de Madrid, el drama sobre un niño al que un gigante imaginario ayuda a sobrellevar la tristeza por el cáncer de la madre le otorgó su tercer Goya al mejor director a Bayona, de 41 años.

Basada en la novela homónima de Patrick Ness y con unos poderosos efectos especiales, una cuidada banda sonora y secuencias de animación, "Un monstruo viene a verme" se llevó todos los premios consagrados a los aspectos técnicos a los que aspiraba.

SUFRIDA MADRE, PADRE TORTURADOR

El thriller "Tarde para la ira" se coronó este sábado como la mejor película española en los premios Goya, en una gala que, no obstante, se rindió ante la magia de "Un monstruo viene a verme", de Juan Antonio Bayona, que arrasó con 9 premios.

Relato de venganza con un eficaz elenco de actores, la ópera prima de Raúl Arévalo consiguió el galardón principal en la 31ª edición de los Goya, los Óscar de España, pero también otras tres estatuillas, incluida la de mejor director novel.

En una gala por momentos reivindicativa para exigir más atención del Estado al cine y mayor porcentaje de pantalla para las mujeres, "Tarde para la ira" se impuso como mejor película sobre la favorita, "Un monstruo viene a verme", una cinta en inglés protagonizada por Sigourney Weaver y Liam Neeson que fue la más taquillera del año pasado en España.

Pero también triunfó sobre el drama "Julieta" de Pedro Almodóvar, el más internacional de los cineastas españoles que no obstante debió resignarse a ver que su regreso al cine de mujeres fuertes lograra de la Academia española solo un premio de siete nominaciones, el de mejor actriz para Emma Suárez.

"Es un honor recibir este reconocimiento frente a estas grandes películas", señaló la productora de "Tarde para la ira" Beatriz Bodega al recoger el busto del pintor Francisco de Goya, mientras en su butaca Arévalo se enjugaba las lágrimas.

En la gala, en el Hotel Marriott Auditorium de Madrid, el drama sobre un niño al que un gigante imaginario ayuda a sobrellevar la tristeza por el cáncer de la madre le otorgó su tercer Goya al mejor director a Bayona, de 41 años.

Basada en la novela homónima de Patrick Ness y con unos poderosos efectos especiales, una cuidada banda sonora y secuencias de animación, "Un monstruo viene a verme" se llevó todos los premios consagrados a los aspectos técnicos a los que aspiraba.

EMMA SUÁREZ, LA MEJOR ACTRIZ

Tras un primer triunfo en los Goya hace 21 años, Emma Suárez tuvo una noche espléndida: se impuso como mejor intérprete femenina como una sufrida madre de nombre "Julieta", bajo la dirección de Pedro Almodóvar, y también fue honrada como mejor actriz de reparto, por su papel en "La próxima piel".

La actriz española Emma Suárez (D) tras recibir el premio a mejor actriz por su papel en "Julieta" en los Premios Goya, junto al cineasta Pedro Almodóvar, el 4 de febrero de 2017, en Madrid

"¿Qué está pasando esta noche, qué hago aquí otra vez?", dijo la veterana actriz de 52 años desde el podio, agradeciendo especialmente a Almodóvar "por ser tan minucioso, tan difícil a veces".

Otro veterano de la pantalla grande, Roberto Álamo, se alzó con el Goya a mejor actor, por su torturado y agresivo inspector en el thriller "Que Dios nos perdone".

En el renglón iberoamericano, la cinta "El ciudadano ilustre" de Gastón Duprat y Mariano Cohn mantuvo el dominio del cine argentino en los premios Goya, donde "El clan" de Pablo Trapero ganó en 2016.

 

Dejá tu comentario