Nacional

Diyab espera su familia en apartamento céntrico; quiere irse a país árabe

El gobierno le reintegró la residencia de cuatro habitaciones, mientras atiende sus requerimientos. Turquía, Qatar y el Líbano rechazaron recibirlo.

En sus primer día en Montevideo, el refugiado sirio Diyab pasó la tarde en un apartamento en pleno centro de la ciudad y se reunió durante 45 minutos con Christian Mirza, el interlocutor del gobierno para tratar con los refugiados de Guantánamo.

Según da cuenta El País, un hombre llamado Jorge tocó el portero, le lanzaron las llaves para que ingresara, estuvo una hora y se retiró. Al salir, el hombre pidió a los periodistas presentes que no molesten a Diyab.

El apartamento en el que se encuentra viviendo está en un edificio en el Centro de Montevideo. Tiene cuatro dormitorios y dos baños, según el matutino.

El canciller Rodolfo Nin Novoa dijo que el gobierno hará gestiones para traer a la familia del refugiado. Si bien, él pretendía ir a Turquía, donde reside su familia, las autoridades de ese país rechazaron recibirlo. Del mimo modo reaccionaron desde Qatar y el Líbano, donde Diyab nació en 1971.

El refugiado era chofer del ejército sirio y se fue de ese país junto a su familia a Kabul, la capital de Afganistan. En 2002 fue entregado por fuerzas pakistaníes a Estados Unidos y poco después fue trasladado a la cárcel de Guantánamo donde estuvo preso durante 12 años en duras condiciones.

Mientras estaba preso, un hijo suyo murió, víctima de la guerra civil en Siria. Su esposa y sus tres hijas se fueron a Ankara.

La ex vicecanciller, Belela Herrera, afirmó que el sirio quiere irse a cualquier país árabe porque es casi imposible que pueda insertarse en Uruguay. De los cinco ex Guantánamo que llegaron al país, es el único que no aprendió el idioma.

“No es un desagradecido, es un ser humano que ha sufrido muchísimo”, acotó.

Dejá tu comentario