Política Rendición de Cuentas

Diputados aprobó en general Rendición de Cuentas y hoy comienza la votación en particular

La sesión terminó a las 4 de la madrugada y se retomará desde las 13. Hay tiempo hasta medianoche para hacer cambios

Tras una primera jornada de casi 18 horas de debate se aprobó en general la Rendición de Cuentas. De los 97 diputados presentes en sala, 55 votaron el proyecto de ley que entrará en vigencia en enero de 2022.

Este mediodía se inicia la votación en particular. Es probable que las discusiones se extiendan hasta las primeras horas del viernes 20, dijeron fuentes parlamentarias.

La oposición se excusó a aprobar el texto como lo presentó el miembro informante del gobierno, Sebastián Andújar. Luego se presentó en la Plaza 1º de Mayo en conferencia de prensa para dar su punto de vista.

El diputado Gustavo Olmos, miembro informante de la minoría, destacó que el Frente Amplio respaldará aproximadamente dos tercios del articulado, pero precisó que muchos de ellos no suponen cambios sustantivos.

Pobreza y niñez, asentamientos, combustibles, macroeconomía y perspectivas para el próximo año fueron algunos de los temas que debatieron gobierno y oposición tras la presentación del informe del gobierno de más de un centenar de páginas.

La discusión central fue si la tendencia al "gasto cero", como la calificó el presidente Luis Lacalle Pou, era sensible o no con la realidad social que atraviesa el país dada la coyuntura socioeconómica de la pandemia.

De la mano del ahorro y el impulso a las exportaciones, el gobierno prevé un crecimiento de 3% del PBI a partir de 2022.

El gobierno defendió además su plan social para mejorar las condiciones sociales de la niñez.

En ese rubro, Andujar dijo que se destinarán 200 millones de dólares en cuatro años, al ritmo de 50 millones anuales, para el mayor acceso a la educación inicial de niños de entre cero y tres años.

Olmos criticó el argumento del gobierno para mantener el cumplimiento de las metas fiscales como objetivo de mantener el grado inversor.

Según el FA, “no se hizo todo lo que se podría haber hecho para amortiguar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia”.

Sobre el punto, destacó: "Se gastó menos de lo que se podría haber gastado y el gobierno se endeudó 400 millones de dólares menos de lo que se proyectaba, sostuvo. También dijo que hubo un aumento de la recaudación en 215 millones de dólares, que se explica, por ejemplo, por la modificación en el descuento del IVA.

“El problema son los resultados. Tenemos 100.000 nuevos pobres. Los apoyos que el gobierno debería haber hecho no fueron todo lo que se necesitaba”, dijo Olmos. Advirtió que no hay nada en el proyecto de ley del gobierno que revierta esta situación ni la del turismo y la cultura, dos sectores muy afectados por la pandemia. “Si los resultados hubieran sido buenos estaba bien invertir poco, pero los resultados no fueron buenos”, concluyó.

Otro punto de preocupación son las proyecciones de empleo.

Olmos recordó que en esta Rendición de Cuentas hay una corrección a la baja de 20.000 puestos de trabajo, cuando en el presupuesto se planteaba que se crearían 50.000.

“Nosotros habíamos dicho que era una cifra sin sustento [...]. Hay inconsistencias, no hay un ajuste coherente en la proyección del empleo [...] Los salarios parecen ser una variable de ajuste”, dijo.

Recordó los plenteos previos del presidente Lacalle Pou. “Eran 50 millones de dólares anuales para primera infancia, ocho millones de dólares en políticas de empleo pero para 2022, y dos millones para los prestadores integrales de salud, también para 2022”.

“Esto no va a hacerle ni cosquillas a la situación que se ha generado por la pandemia y por las políticas de Estado. No aparecen planes ni metas, por lo tanto, no hay recursos; las inversiones que venían heredadas impidieron que la caída fuese más abrupta”, señaló Olmos.

Dejá tu comentario