Internacionales

Diosdado Cabello, el chavista radical que presidirá la nueva Constituyente

Su pertenencia a las fuerzas armadas lo han hecho un hombre clave del régimen. Sus jugadas contra el Poder Judicial. Las denuncias por narcotráfico.


La Constituyente de Venezuela puede convertirlo en el hombre fuerte de Venezuela, aún más que el presidente Nicolas Maduro.

Se trata de Diosdado Cabello, un chavista de la primera hora que a partirde hoy sería el líder del organismo que fue aprobado en los comicios de este domingo.

Cabello es un hombre con peso propio dentro del Partido Socialista Unificado de Venezuela.

Proveniente de los fuerzas armadas, fue uno de los estrategas del coronel Hugo Chavez Frías para su llegada al poder en 1998.

Antes, Cabello participó en el intento de golpe de Estado de 1992 contra Carlos Andrés Pérez.

En los momentos más duros fue el más recio de todos. En el golpe de Estado que sacó a Hugo Chávez de la presidencia durante dos días, Cabello pasó a la clandestinidad 24 horas para luego reaparecer al ver que la ciudadanía reclamaba a Chávez de vuelta.

Estuvo un día como presidente, para luego devolverle el poder a su comandante.

Presidió el Parlamento venezolano entre los años 2010 a 2015. Cabello renunció a su cargo como diputado por Monagas, localidad donde nació en 1963, a fines de mayo para postularse a la Asamblea Nacional Constituyente.

CHAVISTA RADICAL

A Cabello se le debe, entre otras cosas, la violenta ofensiva del régimen contra la independencia del Poder Judicial.

La Asamblea Nacional presidida por Cabello designó en 2015 a los 13 magistrados principales del Tribunal Supremo de Justicia que ejercen hasta ahora.

De ese modo se adelantó a los pasos de  la oposición, que  había logrado vencer en la urnas consiguiendo la mayoría del Parlamento. Serían ellos los encargados de determinar quiénes manejarían el poder Judicial a partir del 5 de enero de 2016, algo que no pudo concretarse debido a la maniobra de Cabello secundado por el diputado Pedro Carreño.

Para Cabello la confrontación en Venezuela era inevitable. En este tiempo de protestas y alta tensión, Diosdado ha repetido aquello de que con el enemigo no se negocia, no se acuerda, ni se tranza, el mismo lema que repetía Hugo Chávez cuando gobernaba.

En su perfil de Twitter alardea de ser bolivariano, revolucionario y chavista radical.

Durante el gobierno de Nicolás Maduro, ha sostenido una competencia permanente con el mandatario para demostrar cuál de los dos es más firme en los principios chavistas. En su programa de televisión "Con el mazo dando” no pierde oportunidad para rechazar diálogos o acercamientos con la oposición.

VÍNCULOS CON EL NARCOTRÁFICO

Desde el 28 de marzo de 2014, Diosdado Cabello ha sido objeto de denuncias internacionales relacionadas con corrupción y narcotráfico, la más grave fue hecha por el capitán de corbeta Leamsy Salazar, ex jefe de seguridad de Chávez y miembro del equipo de guardaespaldas del presidente de la Asamblea Nacional. El oficial, habría acusado a Cabello de parte del Cartel de los soles.

El llamado Cartel de los soles es una organización venezolana supuestamente dirigida por altos mandos de las Fuerzas Armadas de ese país, que tendrían por actividad principal el tráfico internacional de drogas. En la agrupación también estarían involucrados miembros del Gobierno de Venezuela.

Como respuesta a las acusaciones en su contra, Cabello demandó a los medios de comunicación que difundieron la información que lo relaciona con el narcotráfico. Aún así, se le ha comparado con Pablo Escobar en Colombia, ya que se le sindica como el líder de la organización delictual. Desde 2015 es investigado en Estados Unidos por narcotráfico y enriquecimiento ilícito.

Dejá tu comentario