AFP

Dior, un verdadero estímulo para los sentidos en su desfile de alta costura

Tras haber presentado sus diseños virtualmente por la pandemia, Dior estimuló los sentidos este viernes de los asistentes a su desfile en un pabellón bordado por artesanos indios, en el primer día de la Semana de la Alta Costura de París.

Tras haber presentado sus diseños virtualmente por la pandemia, Dior estimuló los sentidos este viernes de los asistentes a su desfile en un pabellón bordado por artesanos indios, en el primer día de la Semana de la Alta Costura de París.

Dior es una de las pocas casas que ha vuelto a celebrar desfiles presenciales esta temporada, lo cual "permite comprender la colección de forma más completa, en comparación con un video", explicó a la AFP la creadora de las colecciones femeninas, la italiana Maria Grazia Chiuri, quien había dejado la presentación de las dos colecciones anteriores de alta costura en manos del director Matteo Garrone ("Dogman", "Gomorra").

Las actrices italiana y estadounidense Monica Bellucci y Jessica Chastain; la directora francesa Nicole Garcia y la modelo británica Cara Delevingne se desplazaron hasta el museo Rodin de la capital francesa para contemplar las creaciones.

La "materialidad" o la presencia del objeto guiaron esta colección rica en 'total looks' de tweed -de las botas al sombrero- y en vestidos de noche vaporosos, en los que las trenzas y las cadenas de tela sujetan los plisados de forma casi invisible.

Se necesitaron doce días de trabajo para realizar los pespuntes invisibles en los plisados, que dan "una ligereza increíble" a los vestidos, precisó Maria Grazia Chiuri.

- "Locura del detalle" -

El espectáculo tuvo lugar dentro de una sala cuyas paredes fueron completamente bordadas siguiendo el esbozo de la artista francesa Eva Jospin, un guiño a la sala de bordados indios del palacio Colonna de Roma.

Los bordados, de una superficie de 350 m2, fueron realizados por los talleres Chanakya de Bombay, con los que la estilista de Dior ha creado una escuela para formar a mujeres en esa especialidad artesanal, que en India es un oficio de hombres.

"En un desfile presencial, hay una relación muy táctil, muy física con la obra", subrayó Eva Jospin.

Más de 400 colores, 150 tipos de puntos, brillos... "Cuando vemos la locura del detalle, nos damos cuenta de que hay obras que no pueden ser virtuales, deben vivir", agregó Jospin.

- Feminismo -

Feminista convencida, Maria Grazia Chiuri ha desarrollado este tema con sutileza. Ni eslóganes militantes ni instalaciones en forma de vagina como la diseñada por la artista estadounidense Judy Chicago en enero de 2020 para una colección de Dior frente al museo Rodin.

"El final del feminismo no llegará nunca", afirmó sonriendo Maria Grazia Chiuri, que cree que "reivindicar el valor artístico del bordado, que está considerado como una labor doméstica, es un mensaje feminista".

La paleta de la colección dialoga con los bordados, en matices refinados de azul, rosa, verde y beis.

"Los colores son naturales y están al margen del tiempo", lo que traduce la idea de la diseñadora de que las piezas de alta costura pueden transmitirse de madre a hija.

Además, juega con las proporciones para conseguir una silueta "más contemporánea e intemporal". Y más cómoda, porque la delicadeza de la cintura se consigue visualmente con juegos de volúmenes y no con un corte ajustado.

El gorro en tweed, a juego con el traje, está inspirado en el de los años 1960, "muy masculino", en contraste con los grandes sombreros de flores con los que la casa Dior coronaba hasta ahora a sus clientas.

neo/may/jvb/tjc

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario