Internacionales

Di Stefano grave tras sufrir un ataque al corazón

El ex futbolista argentino y presidente de honor del Real Madrid sufrió un paro cardíaco y debió ser hospitalizado. Estuvieron 18 minutos para reanimarlo. Está grave.

 

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón donde se encuentra internado Alfredo Di Stéfano emitió este sábado el primer parte médico sobre el estado de salud del histórico futbolista y presidente de honor del Real Madrid. 

Di Stéfano sufrió un paro cardiorrespiratorio y fue atendido en una calle cercana al Estadio Santiago Bernabéu. Durante 18 minutos los médicos lograron reanimarlo y trasladarlo al hospital.

“El paciente se encuentra ingresado en la Unidad Coronaria del Hospital Gregorio Marañón, sometido a sedación, intubación orotraqueal y ventilación mecánica y se le están practicando los estudios clínicos pertinentes”, indica el informe del Hospital General Universitario.

“El paciente presenta una situación clínica y hemodinámica estable dentro de la gravedad”, dice el comunicado. El próximo parte médico será dado a conocer este domingo a mediodía.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, concurrió este sábado al hospital a visitar a Di Stéfano.

Di Stéfano, que la víspera celebró su cumpleaños número 88, permanece ingresado en ese centro.

El ex delantero nacido en Buenos Aires (Argentina), vistió la camiseta del Real Madrid de 1953 a 1963, anotando 418 goles en 510 partidos.

Nacionalizado español en 1956, Di Stefano ganó cinco Copas de Europa de Clubes Campeones entre 1956 y 1960, ocho ligas españolas y una Copa Intercontinental con el club 'merengue'.

También sumó una larga lista de premios individuales: Balón de Oro europeo en 1957 y 1959 y cinco veces 'pichichi' (máximo goleador de Liga).

En cambio, al contrario que Pelé o Maradona, el presidente honorario del Real Madrid desde 2000, nunca ganó la Copa del Mundo.

En 2008, Di Stefano fue nombrado mejor jugador de la historia del Real Madrid, tras una encuesta efectuada por el club.

 

Foto: AFP  

Dejá tu comentario