Detrás del abuso policial hay "boicot" al Ministerio del Interior

En las últimas semanas, detectives de la zona 4 -que corresponde a Santa Catalina- había cometido otros episodios oscuros. Bonomi lo atribuyó al control anticorrupción

El 3 de setiembre, vecinos de Santa Catalina ya habían denunciado abusos policiales. Cinco efectivos de civil insultaron y agredieron a un grupo de jóvenes del barrio sin que existiera una justificación. Arrestaron a tres y siguieron con los maltratos en la sede policial.

La investigación permitió confirmar que los responsables eran detectives de investigación de la zona 4.

Detrás de la brutalidad policial, admitió Bonomi, hay una guerra secreta entre los policías y el Ministerio del Interior por el nuevo sistema descentralizado de seguridad ciudadana.

El traslado a toda la investigación policial a las comisarías cambió el protocolo de distintas cuestiones, desde las funcionales hasta las logísticas.

Bonomi reconoció a El Espectador este miércoles que antes muchos uniformados conseguían ingresos “por vías non sanctas” por concepto de vales de nafta. Estas cuestiones ahora están mucho más controladas, lo que genera rechazo en parte del personal.

El ministro atribuyó estas actitudes policiales a un “boicot” al nuevo esquema de prevención del delito impulsado desde el gobierno. En la zona 4 se ha notado particularmente este comportamiento, explicó.

Hubo otros episodios protagonizados por agentes de este distrito que fueron denunciados por la institución de derechos humanos IELSUR. Luis Pedernera dijo hoy a Océano FM que se presentaron varias denuncias de abuso de funciones contra residentes del barrio. Mirá el informe de Subrayado que remite a las denuncias de semanas atrás.

Dejá tu comentario