Nacional

Descendientes de charrúas reclaman 2000 hectáreas al Estado

Piden se les reconozca el derecho de posesión sobre las tierras que habitaron sus ancestros como forma de "saldar la deuda histórica".

Uruguay es el único país de Latinoamérica que aún no ha ratificado el Convenio 169 de la Organización Mundial del Trabajo. Este convenio reconoce el derecho de los pueblos originarios a las tierras, territorios y recursos que tradicionalmente han poseído, ocupado, utilizado o adquirido. También otorga la propiedad intelectual de los usos medicinales de la flora autóctona a las comunidades.

El activista charrúa, Martín Delgado Cultelli, vocero del Concejo de la Nación Charrúa (CONACHA), declaró a El País que la entrega de 2000 hectáreas y del control de los cementerios indígenas congraciaría al gobierno con los descendientes.

Puntualmente, el CONACHA reclama tierras de los departamentos de Salto y Tacuarembó, donde habitaban sus antepasados.

"Hay que reconocer que se cometieron crímenes de lesa humanidad contra el pueblo charrúa. Una forma de saldar la deuda histórica es devolviendo territorios sagrados. Los cementerios indígenas podrían ser un espacio de preservación del patrimonio ancestral. Allí podrían vivir familias charrúas que se podrían dedicar a cuidar esos lugares", afirmó Delgado al matutino.

En los próximos días pedirán una entrevista al presidente Tabaré Vázquez para analizar el asunto.

Dejá tu comentario