AFP

Derrotados en Virginia, los demócratas mantienen Nueva Jersey con las justas

El demócrata Phil Murphy fue reelegido por la mínima gobernador de Nueva Jersey frente a su rival republicano, lo que permite a su partido limitar los daños tras el revés sufrido en Virginia que debilita al presidente Joe Biden.

El demócrata Phil Murphy fue reelegido por la mínima gobernador de Nueva Jersey frente a su rival republicano, lo que permite a su partido limitar los daños tras el revés sufrido en Virginia que debilita al presidente Joe Biden.

Según los resultados dados por medios estadounidenses con un 90% de sufragios computados, Phil Murphy fue reelegido con 50,1% de los votos, contra 49,1% para Jack Ciattarelli. Una ventaja de unas 20.000 papeletas de 2,4 millones en disputa.

"Los sondeos vaticinaban entre 8 y 12 puntos de diferencia a favor de Phil Murphy, por lo que es una sorpresa" este resultado, dice el profesor de ciencia política de la Universidad de Rutgers de Nueva Jersey, Saladin Ambar.

En la presidencial de 2020, Biden ganó con el 58% de los votos en este Estado frente al 40% de Donald Trump, mientras Murphy obtuvo en las elecciones de 2017 56% de los votos.

El analista político ve en estos los resultados de este estado vecino de Nueva York, con unos 9 millones de habitantes,los reto tanto a nivel local como nacional que enfrentan los demócratas.

"Es muy difícil, en un Estado donde los impuestos, y en particular los de la propiedad, son un gran problema para los demócratas, mantenerse en el puesto de gobernador", explica a la AFP, al señalar que la última vez que un demócrata fue reelegido en este puesto remonta a 1977.

Pero, según él, el gobernador Murphy también fue "víctima" de la baja popularidad del presidente estadounidense, enfrascado desde hace semanas en interminables negociaciones con su propio partido para aprobar dos gigantescos planes de inversión.

En Virginia, el republicano Glenn Youngkin se impuso frente a Terry McAuliffe, exgobernador entre 2014 y 2018, un estado en el que Biden superó a Trump ampliamente en las presidenciales de noviembre de 2020.

"El contexto nacional sigue siendo importante y lo seguirá siendo en las elecciones de mitad de mandato" de 2022, explica Ambar, que ve en estos resultados "una llamada de atención" para los demócratas.

En la costa este de Estados Unidos, las elecciones locales que tuvieron lugar el martes también vieron la victoria sin sorpresa en Nueva York del demócrata Eric Adams, un antiguo capitán de policía que se convertirá en el segundo alcalde negro de la capital económica y cultural estadounidense.

En Boston, la capital del Estado de Massachussetts, soplaron vientos frescos, con la elección a la alcaldía de la demócrata Michelle Wu, una mujer de 36 años hija de inmigrantes taiwaneses.

Esta abogada, que se presenta como "madre, hija de inmigrantes", reemplaza a Kim Janey, designada este año interinamente tras la incorporación de Marty Walsh al gobierno federal estadounidense.

Michelle Wu es la primera mujer de la minoría asiática que llega a la alcaldía de esta ciudad de 600.000 habitantes, una de la más antiguas de Estados Unidos. Hasta ahora, solo hombres, la mayoría procedentes de la inmigración irlandesa o italiana, habían gobernado Boston.

arb/af/dl/dga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario