Sociedad aborto | Adolescente

Denuncian la muerte de una adolescente por septicemia tras realizarse un aborto legal

Realizó todo el proceso para interrumpir el embarazo, una semana después ingresó a la emergencia y falleció a las 24 horas.

Una adolescente de 14 años falleció por septicemia en el hospital de Treinta y Tres luego de haber cumplido con el procedimiento que exige la ley para la interrupción del embarazo. A la semana de abortar, ingresó a la emergencia hospitalaria y falleció a las 24 horas, denunció hoy a través de un comunicado la Red feminista de acompañamiento en aborto Las Lilas.

La familia de la víctima radicó la denuncia ante la Justicia para que se investigue el caso. Según detalla la red, las causas que generan muertes durante el embarazo, parto, aborto o puerperio son, en general, evitables si se actúa adecuada y oportunamente desde los servicios de salud.

"Quienes bregamos muchos años para que el aborto fuera seguro, legal, accesible y atendido de forma integral en el marco de servicios universales de salud sexual y reproductiva, hemos advertido en muchas oportunidades que tener una ley era necesario pero no suficiente", dice el comunicado de Las Lilas.

"Hemos insistido en reiteradas ocasiones que hay falencias, problemas y vacíos que no han sido corregidos ni debidamente controlados para superar los obstáculos y mejorar la respuesta", agregan.

OTRA MYSU

"Nos impacta el silencio ante lo sucedido, esperamos de las autoridades el compromiso público de llegar hasta las últimas consecuencias para explicarle a la familia y a la sociedad toda, qué fue lo que sucedió", añaden.

El comunicado concluye diciendo: "no estamos dispuestas a recibir amenazas de retroceso como han anunciado algunos políticos, ya es hora de que se respeten y garanticen nuestros derechos porque nuestra seguridad, libertad y autonomía no son negociables".

Desde 2016 Uruguay no registraba una muerte por aborto.

Por su parte, desde ASSE informaron a Subrayado que hay una investigación administrativa en curso por este caso.

Dejá tu comentario