Política Casa de Galicia | Daniel Salinas

Déficit de Casa de Galicia, a mayo de 2021, superaba el 21%, con una deuda por afiliado de $ 73.637

El ministro de Salud Pública explicó en el Parlamento por qué el gobierno intervino la institución

Casa de Galicia posee una deuda de $ 74 mil por afiliado e inversiones que "llaman la atención", informa este martes el diario El Observador.

Entre esas inversiones se cuenta una emergencia móvil, un inmueble en avenida 8 de Octubre y Centenario o una clínica de radioterapia sin la debida autorización de Salud Pública.

Las inversiones -sin retorno por el momento- formaban parte del plan para rescatar la institución: aumento de afiliados, alta venta de servicios a ASSE y un incremento de lo derivados por la adquisición de la Clínica Leborgne fueron algunos de los planteos.

Los datos surgen de la transcripción taquigráfica de una comparecencia del ministro Daniel Salinas en la última sesión de la Comisión de Salud Pública del Senado.

"Esta es una exposición que se basa en documentos y en hechos", explicó Salinas acerca de la decisión del gobierno de intervenir la institución médica.

El ministro dijo que uno de los ejes de la polémica con la directiva de Casa de Galicia fue el rechazo de un aval para que la institución obtuviera el acceso a un nuevo fideicomiso, esta vez por US$ 12 millones.

Según Salinas, esto no fue considerado porque la directiva no cumplió con la reestructura anterior. Por ejemplo, Casa de Galicia aún adeuda el 78% de los préstamos anteriores que había solicitado.

El último fideicomiso por US$ 20 millones aprobado por el anterior gobierno comenzó a ser ejecutado en enero de 2020.

Los problemas financieros más graves descritos son desde el año 2010.

En julio de 2019 se le otorgó finalmente el acceso al fondo de garantía, por un total de $ 1.224 millones en unidades indexadas y $ 372 millones.

Según las contadores que trabajaron para el MSP, mientras la institución proyectaba un balance negativo de $ 215 millones, de octubre de 2018 a setiembre de 2019, el resultado real fue de $ 299 millones.

En el período octubre 2019 a setiembre de 2020 se prometía un resultado negativo de $ 59 millones, pero terminó siendo de un "rojo" de $ 285 millones,.

Al cierre del ejercicio de setiembre 2020, Casa de Galicia tenía 43.892 usuarios, lo que representa un pérdida del 19% de afiliados con respecto a setiembre de 2015, con una rentabilidad negativa de 0,9%.

Otro informe citado por Salinas, de la Dirección del Seguro Social de Salud, señala que la institución mantiene un endeudamiento no bancario contraído en condiciones "desventajosas", y que el pasivo total a setiembre de 2020 ascendía a $ 3.232 millones, 14% más que en el mismo mes del año anterior.

En octubre, Casa de Galicia solicitó cesiones de créditos por $ 1,8 millones para el pago de aguinaldos y aportes a la seguridad social, que se le otorgaron contra ingresos futuros.

Según Salinas, los serios incumplimientos previos de la institución motivaron el rechazo de las autoridades al nuevo pedido de fideicomiso. "En la documentación presentada en ningún momento se hace referencia a los desvíos del plan de reestructura de 2019, ni a su causa ni a la forma de revertirlos", expresó.

El viernes 29 de octubre ingresaron a la institución la contadora Alicia Rossi y la doctora Nuria Santana para liderar la intervención, que se extenderá como máximo por un año.

La primera tarea que deberán asumir será la de realizar un inventario pormenorizado de todos los bienes existentes, además de establecer activos y pasivos a valores constantes.

Según dijo ante la comisión el presidente de la Junta Nacional de Salud (Junasa), Alberto Yagoda, las primeras informaciones indican "cero margen de maniobra", al tener todos los ingresos comprometidos.

A mediados de noviembre las autoridades pretenden contar con un informe preliminar, y en un plazo de tres meses contar con un estudio sobre el estado de situación y un diagnóstico primario acerca de las alternativas que tiene el prestador.

Dejá tu comentario