Nacional

Declara ante el juez PG, de 33 años, sospechoso de tres asesinatos al hilo

Ante la Policía admitió haber dado muerte a los empresarios Alejandro y Claudia Von Graventiz en Maldonado, y la joven Koni Silva en Punta del Diablo

 

Este martes declara ante la justicia P.G., de 33 años, indagado por tres asesinatos: el del productor rural Alejandro Von Graevenitz, el de su hermana la empresaria hotelera Claudia Von Graevenitz, ambos ejecutados en Maldonado y el de la joven Koni Silva, cuyo cadáver apareció en Punta del Diablo.

Desde hace días, la Policía estaba detrás de P.G. Había sido el hombre que alquiló la cabaña de Punta del Diablo donde apareció muerta Koni Silva, de 19 años.

Silva, madre de un niño 3 años, estaba de vacaciones. Y había dado aviso a conocidos y allegados de su locación y su pronto regreso. Pero una semana después, el dueño de la cabaña fue a cobrar el alquiler y se encontró con el cuerpo de la joven. Su muerte databa de varios días.

La víctima era residente en Maldonado y conocía a P.G. La Policía también lo conocía. La investigación de esta muerte en Punta del Diablo hizo atar cabos a la Policía ya que este individuo había sido indagado por el asesinato del productor de arándanos Alejandro Von Graevenitz, ocurrido en abril.

P.G. Había sido empleado de la familia. En su momento, la Policía exploró la hipótesis de que detrás de la agresión hubiera un conflicto laboral.

El empresario chileno-argentino fue matado a machetazos. La Policía lo encontró con vida, pero muriò camino al hospital.

En este caso, no pudo comprobarse la participación de PG. Pero el caso Koni Silva volvió a ponerlo en el ojo de la tormenta. Había huido en un vehículo que la joven había alquilado. Cuando la Policía pensaba que había fugado hacia Brasil, este fin de semana lo encontraron aunque no pudieron capturarlo.

Siguiendo esa pista, horas atrás fue detenido en un descampado próximo a San Carlos.

Para entonces, la Policía ya lo consideraba sospechoso de un tercer asesinato.

Este lunes, sobre las 17 horas, apareció muerta Claudia Von Graevenitz, de 59 años, hermana del empresario y propietaria del Hostal “Los Picaflores”, en la Parada 8 de Playa Mansa. Su cadáver apareció degollado. Su vehículo no estaba en el lugar.

Se estima que PG acudió a ella por dinero y apoyo, pero su empleadora no accedió a sus demandas.

En medio de su huida dejo varias pistas ciertas. Había pagado combustible con una tarjeta de crédito vencida y había huido del lugar antes de que los empleados de la estación de servicio se dieran cuenta.

PG estaba rodeado y sin dinero. Era además adicto a las drogas. Junto a sus pertenencias se encontró una pipa de pasta base.

La Policía lo encontró el balneario Ocean Park, en la casa de sus padres, a quienes tenia amenazados. Desde España, un hermano de PG, al tanto de todo, avisó a los investigadores de su paradero.

 

 

FOTO: FM GENTE

 

Dejá tu comentario