Deportes JJOO Río 2016

Déborah Rodríguez: "el año que viene voy con todo, voy a matar a todas"

Tras quedar eliminada en Río 2016, la atleta uruguaya evaluó su performance y habló de su futuro.

Tras quedar eliminada en primera vuelta en 800 metros en Río 2016, Déborah Rodríguez prometió volver con más fuerza: "Estoy para mucho mas, es una experiencia espectacular, esto me da energía y el año que viene voy con todo, las voy a matar a todas".

La atleta uruguaya se considera "una buscavidas" que "tiene todo el tiempo por delante".

“Soy una elegida. Estoy entre los 10.000 atletas que están aquí. Otros lo miran por televisión. No es para cualquiera estar acá”, dijo la velocista en la zona mixta de Río 2016.

De todos modos, la uruguaya cree que el tiempo biológico juega a su favor.: "Tengo 23 años, soy una pendeja", agregó, al tiempo que lamentó no poder dedicarse a tiempo completo al deporte por falta de apoyo económico.

Entrena ocho horas diarias, pero debe pensar en su futuro, por lo que está cursando la carrera de periodismo y debe rebuscársela con una serie de actividades que desarrolla con el Ministerio del Interior y otras instituciones.

"Los que ganan medallas, ganan porque se dedican a eso. El cubano que ganó la medalla en los 110 con vallas es amigo mío y se dedica a eso. Él entrena, descansa, va a la fisioterapia y a los masajes. Tiene sus empresas que lo patrocinan y se dedica a correr”,

Rodriguez terminó sexta en su serie y 41° en la tabla general de competidores. Consiguió un tiempo de 2:01.86. Mejoró su mejor registro del año de 2:04.98. El récord nacional es de 2:01.46.

Para Andrés Barrios, su entrenador, el objetivo que la llegó a los juegos está cumplido.

En entrevista con Referí.uy, Rodríguez denunció haber recibido un codazo de otra competidora, algo que la desestabilizó y la desconcentró.

"No estoy acostumbrada a ese tipo de carrera porque yo corro por un andarivel, donde nadie rompe las bolas. Me quisieron meter un codazo y medio que me desequilibraron, pero sabíamos con mi entrenador que podían pasar estas cosas y que son chanchas. Te encierran y cuando querés salir no podés. Y en un abrir y cerrar de ojos cambian de ritmo y se te van”,

En el resultado influyó también la distancia. Dijo que compitió en 800 metros cuando en realidad ella es especialista en 400 metros con vallas.

"Cuando las otras me veían antes de la largada me preguntaban qué hacía ahí. Yo soy corredora de 400 con vallas”, contó.

"Y bueno, salí a meter pechera y estoy muy contenta porque me sirvió como experiencia y me sirve para mejorar como atleta. Ningún atleta en el mundo corre 800 metros y 400 vallas. Queriendo innovar, debo ser la única”, añadió.

Lamentablemente no obtuvo la marca necesaria en 400 m para poder competir en los Juegos Olímpicos, por lo que debió enfocarse en correr en la especialidad de la que participó este miércoles.

Ella tenía claro que sería difícil pasar a semifinales. "El resultado me lo tomo con naturalidad, esto sigue, a veces se da y a veces no".

Para Rodríguez esto ya pasó y hay que pensar en el futuro.

“El año que viene será muy importante para mí, donde tengo Mundial y Sudamericano. Mi prueba es la de 400 vallas y me quiero perfeccionar en esa prueba, donde puedo tener mucho perfeccionamiento. Aspiro a una semifinal o final del mundo. Esa prueba es mi verdadera pasión”.

"Sueño con la medalla y tal vez algún día la pueda tener. Tengo que seguir trabajando”, afirmó.

Pero para eso tendría que dedicarse al deporte, aquí y ahora, sin pensar en el futuro laboral porque el deporte se termina rápido y la vida debe seguir.

"Si pudiera dedicarme únicamente a correr obtendría el doble de resultados”, afirmó.

 Todavía con las pulsaciones altas, Rodriguez se emocionó al hablar de su performance en una entrevista con el profesor Ricardo Piñeyrúa, enviado de Televisión Nacional del Uruguay y El Espectador.

 

 

Dejá tu comentario