AFP

¿Deberían todos recibir un refuerzo de vacuna contra el coronavirus? Los expertos están divididos

Estados Unidos debe en pocos días generalizar el acceso al refuerzo de vacuna contra el coronavirus más allá de los inmunodeprimidos, los ancianos y los sectores de alto riesgo.

Estados Unidos debe en pocos días generalizar el acceso al refuerzo de vacuna contra el coronavirus más allá de los inmunodeprimidos, los ancianos y los sectores de alto riesgo.

En el marco de resurgimiento de infecciones, muchos científicos creen que es el momento adecuado para el cambio, aunque algunos han expresado sus dudas, ya que las vacunas originales aún se mantienen bien contra los casos graves de la enfermedad y las muertes.

- ¿Por qué ahora? -

Los refuerzos antivirales han sido un tema polémico para los expertos médicos.

Un panel independiente que asesoró a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos en septiembre inicialmente votó en contra de tener refuerzos disponibles para todos, exigiendo criterios más estrechos para su suministro.

Esta vez, los medios estadounidenses han informado que la FDA está preparada para ampliar la elegibilidad sin convocar a expertos externos. Entonces, ¿qué fue lo que cambió?

Para Vincent Rajkumar, oncólogo y profesor de Mayo Clinic en Rochester (estado de Minnesota), una de las líneas de evidencia más sólidas proviene de un ensayo clínico realizado por Pfizer.

La compañía dijo que la eficacia de la vacuna contra la enfermedad sintomática se restauró al 95,6% cuando se administró un refuerzo en el marco de una prueba en la que participaron 10.000 personas mayores de 16 años.

Luego estaba el ejemplo de Israel, que luchó contra su ola delta con una campaña de refuerzo a nivel nacional, dijo Rajkumar.

Más recientemente, los datos publicados esta semana por las autoridades sanitarias de Reino Unido sobre personas mayores de 50 años parecen mostrar que la eficacia de la vacuna después de un refuerzo aumentó más allá del nivel de protección en las dos primeras dosis en su punto máximo.

"Así que creo que la respuesta a la pregunta puramente científica '¿Funciona el refuerzo?' Sí, no hay duda de que funciona ", subrayó.

Rajkumar también está preocupado por el impacto de los nuevos casos.

Si bien las personas que se infectan mientras están completamente vacunadas tienen muchas menos probabilidades de enfermarse lo suficiente como para ir de gravedad al hospital o morir, nuevos datos de Minnesota muestran que "las muertes entre los vacunados no son cero".

Actualmente, son de alrededor de uno por cada 100.000 por semana, en comparación con alrededor de 14 por cada 100.000 entre los no vacunados. Las personas con mayor riesgo de morir por covid-19 después de la vacunación son las personas de edad avanzada e inmunodeprimidas, como las personas con cáncer o trasplantes de órganos.

"Si yo me contagio estando vacunado, es un riesgo para ellos, y es por eso que si no contraigo una infección, es bueno", explicó Rajkumar, sobre su decisión de recibir un refuerzo.

- Notas de precaución -

No todos los científicos están tan entusiasmados.

Celine Gounder, una destacada especialista en enfermedades infecciosas y profesora de la Universidad de Nueva York, quiere más evidencia sobre la inmunidad a largo plazo antes de abogar por refuerzos para todos.

Para ella, la controversia surge de la falta de acuerdo sobre lo que la sociedad quiere lograr.

"¿Está tratando de prevenir enfermedades graves, hospitalización y muerte? ¿O está tratando de prevenir infecciones y transmisión?", se preguntó.

De cualquier manera, los refuerzos no son necesariamente la respuesta, según ella.

La mejor manera de reducir las enfermedades graves y la muerte es reducir la transmisión comunitaria llegando a quienes aún no están vacunados.

Actualmente, la gran mayoría de los casos hospitalizados y las muertes son de personas no inmunizadas.

Los vacunados que terminan en un caso grave son abrumadoramente ancianos e inmunodeprimidos, y todos ya están de acuerdo en que ellas deberían recibir un refuerzo.

Gounder también cree que es poco realista creer que los refuerzos bloquearán la transmisión.

El rápido período de incubación del coronavirus en el cuerpo y el hecho de que las vacunas actuales inducen una mayor inmunidad en los órganos internos que en el moco de las vías respiratorias superiores, significa que los refuerzos nunca eliminarán todas las infecciones.

Así, los posibles inconvenientes de una bonanza de refuerzo, dicen los críticos, es que los que se resisten a la vacuna podrían concluir que las inyecciones son ineficaces.

Otro riesgo es un mayor número de casos de inflamación del corazón relacionada con la vacuna (miocarditis), especialmente entre los hombres más jóvenes.

Gounder no descarta eventualmente apoyar una serie de tres dosis -dos dosis más espaciadas, refuerzos regulares u otra combinación-, pero dice que estos deben estudiarse más a fondo.

- Equidad global -

Los expertos están de acuerdo en que los refuerzos por sí solos no pueden resolver la pandemia, mientras que los países más pobres, especialmente los de África, tienen aún una muy baja tasa de vacunación.

La semana pasada, el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, condenó el hecho de que los países ricos están suministrando diariamente seis veces más dosis de vacunas que las dosis primarias aplicadas en los países de bajos ingresos.

"Sería realmente lamentable si hacemos todo este arduo trabajo de vacunación y luego nos encontramos retrocediendo una vez más, debido a una variante emergente en alguna otra parte del mundo", sentenció Gounder.

ia/md/llu/rsr

PFIZER

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario