AFP

Daimler aumenta beneficio en el tercer trimestre pese a escasez de semiconductores

El fabricante automovilístico alemán Daimler informó este viernes de una fuerte aumento de sus ingresos netos en el tercer trimestre, a pesar de una "caída considerable de la producción y de las ventas", debido a la actual escasez de semiconductores.

El fabricante automovilístico alemán Daimler informó este viernes de una fuerte aumento de sus ingresos netos en el tercer trimestre, a pesar de una "caída considerable de la producción y de las ventas", debido a la actual escasez de semiconductores.

En un año, el grupo registró un incremento del beneficio neto del 19%, que se situó en 2.570 millones de euros (casi 3.000 millones de dólares), mientras que el resultado operativo ajustado avanzó un 4%, hasta los 3.610 millones de euros (4.200 millones de dólares), precisó la compañía en un comunicado.

"Seguimos en el buen camino para cumplir nuestros objetivos de todo el año (...) a pesar de un entorno difícil", declaró Harald Wilhelm, director financiero de Daimler AG, citado en la nota.

Estos resultados se deben sobre todo a un "control de los costes fijos" y a una "mejor tarificación", señaló el fabricante de Mercedes-Benz.

Sin embargo, el grupo lamenta una "bajada considerable de las ventas y la producción por la crisis de los semiconductores", que provocó el estancamiento de sus ingresos, en 40.100 millones de euros (46.660 millones de dólares). En el tercer trimestre del año pasado el volumen de negocio fue de 40.300 millones de euros (46.900 millones de dólares).

La industria automotriz padece en la actualidad graves problemas de suministro por la pandemia en el mercado de semiconductores, un componente esencial en la producción de automóviles.

"No siempre fue posible responder a la alta demanda, lo que provocó una caída mundial en las ventas de automóviles", detalló Daimler.

En el tercer trimestre, el fabricante vendió sólo 577.800 coches, un 25% menos que en 2020, un año marcado por la crisis sanitaria.

El mercado estadounidense se contrajo un 13%, mientras que las ventas en China cayeron un 12%, según Daimler.

El impacto fue aún más fuerte en Europa, con una bajada del 22%.

La escasez "tendrá un impacto significativo en la producción mundial de vehículos en el cuarto trimestre" y "continuará hasta 2022", aunque la situación "mejorará" de manera gradual, prevé el fabricante automovilístico.

fcz/smk/els/rsc/es

DAIMLER

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario