Cuenta atrás en Catar para la primera elección de su órgano legislativo

Catar se prepara para elegir el sábado a la mayoría de los miembros de su órgano legislativo, su primera elección de este tipo que no debería cambiar el equilibrio de poder en este país gobernado por la familia reinante Al Thani.

Catar se prepara para elegir el sábado a la mayoría de los miembros de su órgano legislativo, su primera elección de este tipo que no debería cambiar el equilibrio de poder en este país gobernado por la familia reinante Al Thani.

Hasta ahora, los 45 miembros del Majlis al Shura, una asamblea consultiva con poco poder, eran nombrados por el emir Tamim ben Hamad al Thani.

El 2 de octubre, los cataríes podrán elegir a 30 de sus miembros y los otros 15 seguirán estando a discreción del emir. Además, este órgano asumirá nuevas prerrogativas como la proposición de leyes, la aprobación del presupuesto o la revocación de ministros.

Este rico país del golfo Pérsico, que el próximo año copará la atención internacional con la celebración del Mundial 2022 de fútbol, se convertirá en un raro ejemplo en la región, donde solo Kuwait dispone de un parlamento electo.

Pero los expertos no esperan un gran cambio en Catar, donde los partidos políticos siguen estando prohibidos y el todopoderoso emir seguirá teniendo derecho de veto sobre las decisiones de la Shura.

"Es importante entender que la ambición no es crear una monarquía constitucional, pero de incrementar la participación" en la vida política, explica a la AFP el especialista del Golfo, Andreas Krieg.

Aun así, el país, primer productor y exportador mundial de gas natural licuado, se ha puesto el disfraz electoral.

Las calles del país se han llenado de carteles de los diferentes candidatos, todos con la vestimenta tradicional catarí, y han acogido algunos mítines electorales. Y en la televisión han difundido debates entre candidatos.

Previamente, los cataríes ya habían podido votar sobre reformas constitucionales o en elecciones locales. Pero la elección directa de miembros de la asamblea, prevista inicialmente para 2004, se había retrasado varias veces.

- Condicionantes -

Los 284 candidatos, entre ellos 28 mujeres, tuvieron que ser aprobados por el poderoso ministerio de Interior, que se basó en una serie de criterios para dar su luz verde.

Los electores solo podrán votar en las circunscripciones donde estaban establecidas sus familias en los años 1930. Y solo aquellos cuyos antecesores ya fueran ciudadanos de Catar en 1930 pueden votar y postularse como candidatos.

Miembros de la importante tribu nómada Al Murra pueden verse excluidos por ello de estas elecciones, lo que ha provocado enardecidos debates en redes sociales.

Esta votación "ha creado una división en el seno de nuestra sociedad que nosotros, jóvenes cataríes, esperaríamos ver desaparecer", dijo un elector expresándose bajo anonimato en Doha.

Los representantes de estos colectivos excluidos, sin embargo, pueden ser elegidos directamente por el emir entre los 15 miembros restantes del consejo, apuntan expertos.

Según fuentes diplomáticas, familias y tribus ya han organizado consultas internas para determinar el candidato que debe ser escogido.

A pocos días de la votación, ya se han reclutado voluntarios y se les ha formado para preparar el dispositivo electoral, según los medios locales.

gw/dm/csl/aem/rm/vl/dbh/erl

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario