AFP

Corea del Sur indulta a expresidenta Park, condenada por corrupción

El gobierno de Corea del Sur indultó a la expresidenta y antigua rival política Park Geun-hye, condenada a más de 20 años de cárcel por un gran escándalo de corrupción, indicó este viernes el ministro de Justicia.

El gobierno de Corea del Sur indultó a la expresidenta y antigua rival política Park Geun-hye, condenada a más de 20 años de cárcel por un gran escándalo de corrupción, indicó este viernes el ministro de Justicia.

La expresidenta surcoreana de 69 años figura en una lista de personas beneficiadas de una amnistía especial y fue perdonada desde "una perspectiva de unidad nacional", dijo a la prensa el ministro Park Beom-kye.

Hija del militar y antiguo dictador Park Chung-hee, Park se erigió en la primera mujer en dirigir el país en 2013, presentándose al electorado como hija modélica de la nación, incorruptible y sin deudas con nadie.

Pero menos de cuatro años después, a finales de 2016, fue destituida por el parlamento surcoreano tras un escándalo de corrupción que desencadenó fuertes protestas en las calles.

"Debemos superar el dolor del pasado y avanzar hacia una nueva era", dijo el actual presidente Moon Jae-in, que subió al poder en 2017 impulsado por el descontento público contra Park y su partido conservador.

"Considerando los muchos desafíos a los que nos enfrentamos, la unidad nacional y la inclusión modesta son más urgentes que cualquier otra cosa", añadió Moon.

La amnistía será efectiva a partir del 31 de diciembre, dijo el ministerio de Justicia.

"Expreso mi profunda gratitud al presidente Moon Jae-in y a las autoridades del gobierno", dijo Park a través de un asistente, según la agencia de noticias Yonhap.

La expolítica cumplía una sentencia de 20 años de cárcel por aceptar sobornos y abuso de poder, y otros dos años por violación de la ley electoral tras un escándalo que expuso los turbios vínculos entre política y negocios en el país.

En 2018 fue declarada culpable de haber pedido decenas de millones de dólares a conglomerados surcoreanos, incluido Samsung, de compartir documentos secretos, de haber elaborado una "lista negra" de artistas críticos con su política o de despedir a responsables que se oponían a sus abusos de poder.

El actual presidente, con posiciones más progresistas, explicó que la salud deteriorada de Park tras cinco años en la prisión pesó en la decisión. A lo largo de este año, la exdirigente había sido hospitalizada en varias ocasiones.

En enero, cuando el fin del proceso judicial contra Park abría la posibilidad de pedir un indulto, la oficina de la presidencia indicó que "no era apropiado" discutir la amnistía.

En marzo, la fiscalía surcoreana anunció la incautación de la casa de la expresidenta, que no había pagado la multa de 19 millones de dólares por corrupción.

El país es conocido por la severidad de la justicia con sus antiguos jefes de Estado. Cuatro expresidentes surcoreanos han sido condenados tras el fin de su mandato.

Lee Myung-bak, el único expresidente todavía con vida junto a Park, cumple una pena de prisión por corrupción.

cdl/qan/oho/dbh/lm/

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario