Conviasa y Buquebus, los posibles socios para reflotar ex Pluna

La venezolana apostaría a la autogestión de trabajadores, pero depende de la reelección de Chávez. Bombardier da hasta el 15 de octubre por los 7 aviones que quedan

 

Conviasa y Buquebus son los posibles socios para reflotar la ex Pluna. esta negociación será una carrera contrarreloj ya que la fábrica Bombardier da un plazo hasta mediados de octubre para devolver los restantes aviones en poder de la empresa de aeronageacion cerrada por quiebra.

¿Cual es la situación? Pluna tenía 13 aviones. Siete fueron adquiridos en sociedad con LeadGate en 2008.

Seis se compraron en 2010, en régimen de leasing, también a la empresa Bombardier, uno de cuyos dueños es el Scotia Bank de Canadá.

El 1° de octubre, se remataron los primeros siete aviones. Ahora queda saber qué pasará con los seis restantes, que representan una operación de arrendamiento con opción a compra a cargo del fideicomiso del Estado.

Los medios de prensa informan hoy cómo sigue el proceso de la ex Pluna. El estado tiene plazo hasta mediados de octubre para devolver las naves adquiridas por leasing.

La otra opción es conformar una empresa. El diario El Observador maneja que el principal candidato es Buquebus. Su titular Juan Carlos López Mena es el principal candidato del gobierno de José Mujica. 

Por su parte, El País da cuenta que la estatal venezolana Conviasa es la otra firma con la que el gobierno se propone negociar, pero en círculos oficialistas esperan una señal a partir de la eventual reelección de Hugo Chávez hasta el año 2019. Este 7 de octubre son las decisivas elecciones en ese país, y las encuestas están divididas respecto a la intención de voto de ambos candidatos.

La "hipótesis Conviasa" podría incluir una eventual autogestión de los trabajadores, uno de los puntos que más preocupan al gobierno.

Pluna tenía en nómina unos 900 trabajadores, 750 de los cuales están en Uruguay en seguro de paro. El resto residen en el exterior.

De ese corpus, unos 200 siguen siendo empleados públicos, es decir optaron por seguir en Pluna Ente Autónomo.

El resto pasaron al régimen privado y podría ser despedidos, algo que no está en el horizonte del gremio, que está convencido que la salida es  una nueva empresa pública o una asociación mixta, tal como se hizo con LeadGate.

La Administración Mujica no se ha pronunciado públicamente, salvo el presidente que ha manifestado que la mayoría de las aerolíneas son "un clavo". El tema es más estratégico que financiero para Uruguay: mantener la conectividad del país a salvo de las vicisitudes del mercado aeronáutico.

Además de los siete aviones Bombardier, la fuerza de Pluna está en las frecuencias.

Pluna cumplía 253 vuelos semanales . Pero los únicos que tienen valor comercial eran los puentes aéreos, un extremo que habrá que renegociar, en caso de resurgir la bandera uruguaya. Del otro lado de la mesa estará, otra vez, el gobierno de Cristina Kirchner, con el cual siguen presentes innumerables tensiones. La última fue la exclusión de la empresa cordobesa Electroingeniería de la licitación de la planta de energía de ciclo combinado de Puntas del Tigre.

EL VALOR DE LAS FRECUENCIAS. BQB tomó 14 frecuencias de las 60 que tenía Pluna. Sol y Aerolíneas Argentinas retomaron permisos que no estaban usando en función de la antigua competencia con Uruguay. La gran pregunta ahora es: ¿seguirán siendo rentables los 46 puentes aéreos que restan de la ex Pluna?

Con el antecedente de LeadGate y con el contencioso de las frecuencias, hay una parte importante del gobierno que preferiría cerrar lo que queda de Pluna y redistribuir a los más de 750 funcionarios en otras empresas del Estado o negociar para que alguna empresa se haga cargo de las frecuencias y tome al menos el 70% del personal excedente. De hecho, eso es lo que espera el gremio. Lee aquí declaraciones de sus dirigentes tras el remate. 

 

LOS ACREEDORES. Scotia es hoy el principal acreedor de Pluna. La promesa de pago de Cosmo permitiría pagar la deuda de 137 millones de dólares. Hoy es casi la mitad del pasivo de la ex aerolínea de bandera uruguaya.

Este banco no es cualquier institución financiera para el Uruguay. Es propietaria del Nuevo Banco Comercial (NBC). Una nota del semanario Brecha vincula a la familia Campiani con la crisis financiera de 2002,  con el NBC y Bombardier, temas que seguramente serán analizados a nivel judicial a partir de la denuncia realizada por el directorio del Partido Nacional. Mirá la nota de Brecha acá.

LOS OBJETIVOS. El ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, se mostró muy optimista luego de la subasta. En ese sentido, dijo que el gobierno tiene cuatro objetivos para el futuro inmediato: recobrar la conectividad, mantener los puestos de trabajo, defender intereses del Estado y proteger a los acreedores.

Dejá tu comentario