Nacional

“Continuamente hay heridos por balas perdidas”, advierte Policía Científica

El director de Balística Forense exhorta a no realizar bajo ninguna circunstancia disparos al aire porque pueden terminar hiriendo o matando a alguien.

 

La Policía Científica no ha podido aún acotejar el proyectil que hirió al niño de cuatro años en Casavalle, aunque los técnicos sostienen que debido a la trayectoria con la que ingresó por el techo de chapa de la vivienda donde estaba el niño, seria un disparo de “45 grados” y no uno realizado “hacia el cielo”.

El Director de Balística Forense de Policía Científica, Gustavo Hernandorena, aseguró a Subrayado que “continuamente hay heridos por balas perdidas”, y explicó el peligro de disparar al aire sin dirección.

El experto dijo que bajo ninguna circunstancia se puede disparar al aire porque ese proyectil en algún lugar va a caer y puede herir o incluso matar a alguien.

Si el disparo es “hacia el cielo” (en un ángulo de 90 grados) la bala ascenderá hasta perder totalmente la velocidad, y luego caerá.

Según Hernandorena, esa bala disparara hacia arriba puede provocar heridas importantes a una persona cuando cae, aunque difícilmente la muerte, salvo que lesione una zona sensible del cuerpo, como una arteria.

Sin embargo, cuando el disparo se realiza a hacia arriba pero a 45 grados, la bala viaja más lejos y mantiene más velocidad al caer, por lo que puede ocasionar más daño.

Es el caso del niño de cuatro años herido por una bala perdida en Casavalle. La bala ingresó por el techo de chapa de la vivienda y le pegó en la cabeza al pequeño.

No se sabe de dónde provino la bala y por qué motivo se disparó. Una más de las tantas balas perdidas que hieren o matan.

Dejá tu comentario