Deportes

Condiciones que pone Neymar para dejar el MSN e irse al París Saint-Germain

Aunque se negó en un principio la operación, el planteo parece serio y promete generar un terremoto en la élite de fútbol.

Para Neymar el momento es ahora. El "Se queda" que Piqué escribió en Twitter con la foto de Ney y suya juntos todavía no es un hecho.

Es que el padre de Neymar está decidido a sacar a su hijo de Barcelona y de la sombra de Messi.

No es solo una cuestión de plata. O tal vez sí. La comisión a llevarse es el 60 millones de dólares en una operación que será récord, incluso cuando hoy se dio a conocer que el Real Madrid pagaría por el juvenil francés Mbappé 180 millones de dólares al Monaco.

La claúsula de rescisión de Neymar Jr es de 220 millones de dólares y París Saint Germain estaría dispuesto a pagarlo para darle el salto de calidad que no tiene a nivel de Champions.

También es un pingüe negocio asegurarse al próximo mejor jugador del mundo. Hoy tiene 25 años y ser´el sucesor de Messi en todo, en las canchas y en los negocios extrafútbol.

El brasileño irá no solo por plata. Irá porque quiere ser el jugador franquicia del club.

También hay un objetivo subalterno. La eventual llegada de Neymar -en la que tiene mucho que ver Dani Alves, un contrato estratégico de PSG- es una preparación para el Mundial de Rusia en el que el jugador -de 26 años- quiere brillar, ser campeón y quedarse con el lugar principal del podio, hacer la transición hacia su reinado.

Para ello, una de las condiciones de su pases es mantener en la plantilla a Lucas Moura, quien hace tiempo ni es titular. También quiere a otro compatriota: Philippe Coutinho, asistidor del Liverpool, que también está en la mira del Barcelona.

El crack quiere tenerlos cerca, jugar con ellos a menudo, para llegar a la selección preparados al certamen mundialista.

El diario Le Parisien apunta a otro pedido de Ney: el chileno Alexis Sánchez, quien quiere dejar Arsenal para ir a un equipo con intenciones de ganar la Champions.

Ambos se conocen del tiempo en común en el club catalán y el brasileño sería de la idea de buscar un acompañante de su talla para la delantera.

Los negociadores en nombre del brasileño quieren una operación absolutamente transparente después de los problemas fiscales en Barcelona.

UEFA prohíbe a los clubes a superar un déficit acumulado de no más de 30 millones en tres temporadas, lo que en la jerga se llama el "fair play financiero"

 

Dejá tu comentario