PolicialesFray Bentos | homicidio | rapiña

Condenaron a 30 años de cárcel a un hombre que asesinó a golpes a una comerciante

El agresor golpeó a la mujer varias veces en la cabeza con un extintor para robarle dinero y la cartera. No tenía antecedentes penales.

La Justicia de Río Negro condenó a 30 años de cárcel por homicidio muy especialmente agravado, al hombre que asesinó a una comerciante en Fray Bentos.

El homicidio ocurrió en la tarde del 14 de diciembre de 2017 en el comercio ubicado en las calles Rincón y 19 de Abril. Sobre las 16 horas, J.M.O.R. concurrió al local que era atendido por Mary, su propietaria, y preguntó por mercadería para cumpleaños de niño, pero no compró nada.

Una hora más tarde regresó al comercio y esperó a que se fueran los clientes que había en ese momento. Se acercó a la caja y le pidió mercadería. Cuando la mujer se volteó para buscar los productos, el hombre comenzó a robar dinero de la registradora. La víctima advirtió lo que ocurría y cuando lo increpó fue agredida con un cuchillo.

Tras agredir a la mujer, el agresor la arrastró hasta el fondo del local, tomó un extintor de 12 kilos y la golpeó reiteradamente en la cabeza hasta ocasionarle la muerte. Le desfiguró la cara y le provocó múltiples fracturas y hundimiento de cráneo.

El hombre tomó la recaudación de la caja y la cartera de la víctima, se tomó un taxi y se fue hasta su casa, se duchó y luego fue a un local de cobranzas e inclusive pagó el alquiler con el dinero robado, según detalla el dictamen de la fiscal de Fray Bentos, Ana Monteiro.

Sobre las 20 horas, el agresor fue detenido en su casa. En los bolsillos de un pantalón tenía más de 34.000 pesos, y en una bolsa la Policía encontró ropa manchada con el polvo del extintor y salpicaduras de sangre.

En otra bolsa tenía la cartera de la víctima con 120 dólares en su interior, facturas del comercio y otros documentos de la mujer.

La Fiscalía había solicitado la condena del hombre por un delito de homicidio muy especialmente agravado a la pena de 30 años de penitenciaria y que se le impusieran medidas de seguridad eliminativas por 10 años más.

Finalmente, el juez de Fray Bentos, Claudio De León, condenó -en juicio oral- a J.M.O.R. como autor de un delito de homicidio muy especialmente agravado por cometerse para facilitar o consumar un delito de rapiña. El hombre no poseía antecedentes penales.

Dejá tu comentario