AFP

Condenan a tres años de prisión a excolaborador de presidente francés

La justicia francesa condenó este viernes a tres años de prisión, entre ellos uno de obligado cumplimiento con pulsera electrónica, al antiguo guardaespaldas del presidente francés, Emmanuel Macron, por golpear manifestantes durante una marcha del 1º de mayo en 2018.

La justicia francesa condenó este viernes a tres años de prisión, entre ellos uno de obligado cumplimiento con pulsera electrónica, al antiguo guardaespaldas del presidente francés, Emmanuel Macron, por golpear manifestantes durante una marcha del 1º de mayo en 2018.

Alexandre Benalla, de 30 años, también fue hallado culpable de usar fraudulentamente sus pasaportes diplomáticos tras ser despedido por ese escándalo, de falsificar un documento para obtener un pasaporte de servicio y por portar ilegalmente un arma en 2017.

"Usted ha sido investido de un cierto poder, real en cuanto a sus funciones, pero supuesto respecto a su proximidad con el presidente de la República", indicó la presidenta del tribunal, Isabelle Prévost-Desprez, al pronunciar la sentencia.

"Ha traicionado la confianza depositada en usted por ese nombramiento", continuó la magistrada, que justificó la condena en la "gravedad de los numerosos hechos, las misiones que cumplía y que exigían rigor y ejemplaridad".

Los hechos remontan al 1º de mayo de 2018. En una manifestación marcada por los altercados en el centro de París, Benalla aparece junto a las fuerzas de seguridad como observador, luciendo un casco de las fuerzas del orden.

Imágenes grabadas durante la protesta lo muestran golpeando a manifestantes. El diario Le Monde reveló el caso en el verano de 2018, precisando que fue sancionado únicamente con una suspensión de 15 días y que mantenía una oficina en el Elíseo.

La oposición denunció rápidamente un "asunto de Estado". Los meses siguientes estuvieron marcados por una cascada de revelaciones y por las audiciones en comisiones de investigación parlamentarias.

La condena es la primera contra el antiguo colaborador de Macron, que tiene abiertos cinco casos más y que siempre negó cualquier "paliza" y afirmó haber tenido una "reacción ciudadana" ante personas "que acababan de cometer una infracción".

El veredicto sobre este escándalo que, junto a las protestas sociales de los "chalecos amarillos", sacudieron la primera parte del mandato del mandatario liberal llega meses antes de la elección presidencial prevista en abril de 2022.

alv-tjc/eg

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario