femicidio | Delitos Sexuales | Homicidios

Condenan a 28 años de cárcel al hombre que mató a su pareja a puñaladas en 2018

También se le imputaron delitos de violencia doméstica y lesiones personales porque lastimó a una de las niñas que presenció el homicidio.

La Fiscalía Penal de Montevideo de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género, a cargo de Raúl Iglesias, obtuvo como resultado de un juicio oral la condena de un hombre por un femicidio ocurrido el 26 de setiembre de 2018, informa la Fiscalía General de la Nación en un comunicado publicado este martes.

“C.J.F.C. fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de homicidio muy especialmente agravado por femicidio, en régimen de reiteración real con un delito de violencia doméstica especialmente agravado, y en concurrencia formal con un delito de lesiones personales especialmente agravado a título de dolo directo, a la pena de 28 años de penitenciaría de cumplimiento efectivo con descuento de la preventiva cumplida”, dice el comunicado.

Además, “se dispuso para el imputado la pérdida del ejercicio de la patria potestad respecto de su hija”, y como pena accesoria, “se determinó el pago por concepto de reparación patrimonial a las hijas de la víctima a un monto equivalente a 12 salarios mínimos para cada una de ellas”.

EL CASO

El 26 de setiembre de 2018 la mujer cenó con sus dos hijas en la casa de sus tíos, que estaba ubicada delante de la suya. Cuando se fueron a dormir a su casa (en el fondo de la casa de sus tíos), su pareja llegó y comenzó a discutir con la mujer por un supuesto mensaje que había recibido en el celular.

En un momento, “el hombre fue hasta la cocina y volvió al dormitorio con una cuchilla, comenzando a agredir a la víctima con el arma blanca, en presencia de las niñas ya que se habían despertado por los ruidos”, recuerda Fiscalía.

“Es así que luego de reiteradas puñaladas dio muerte a la mujer y con su accionar el hombre le ocasionó diferentes heridas a una de las niñas”, agrega el comunicado.

Las niñas lograron advertir de lo sucedido a los tíos de su madre, quienes llamaron a la Policía.

Cuando llegaron los efectivos encontraron a la mujer herida y al hombre con cortes que se había realizado él mismo.

“La Fiscalía logró probar los hechos con la siguiente evidencia: declaración de testigos, declaración de peritos forenses, declaración de funcionarios policiales y pericia psiquiátrica del condenado, entre otras”, destaca el comunicado.

Dejá tu comentario