Deportes Rentistas | Campeonato Uruguayo | Nacional

Con un jugador menos, Rentistas venció a Liverpool y juega la final con Nacional

El "Bicho colorado" aguantó alargue y fue a los penales ante un Liverpool sorpresivamente desenfocado. Además clasificó a la fase de grupos de Copa Libertadores. y cobrará US$ 3 millones por su participación allí, otra buena noticia para los de Cappuccio. Peñarol quería esa plaza pero el resultado de anoche lo obliga a jugar la Sudamericana.

El campeonato Uruguayo ya tiene finalistas. Se enfrentarán Nacional y Rentistas en dos finales pactadas para el domingo 4 y el miércoles 7 de abril. Los "bichos" lograron el pasaje anoche tras una victoria que sorprendió en más de un aspecto.

Rentistas y Liverpool disputaron una reñida semifinal del Campeonato Uruguayo, que terminó en una serie de penales. Tras jugar 120 minutos, entre los penales concretados y su arquero Nicolás Rossi, el bicho colorado logró ganarle la serie a los de Belvedere y sellaron su pasaje a la final de Campeonato Uruguayo.

Embed

El partido terminó en el alargue 1 a 1 y el partido terminó 3-2 finalmente en favor de quien fue local anoche en el Centenario, pero jamás fue dominante.

Los "bichos colorados" ganaron en la serie de penales tras tres atajadas del arquero Rossi, habitualmente suplente. Esta vez fue héroe en ausencia del "Mono" Irrazábal. Detuvo los últimos tres penales. Fue un logro extraordinario pese a que algunos de ellos fueron anunciados, con escasa potencia y peor ejecutados como en los casos de Cándido y Almeida.

El cansancio había hecho mella en los jugadores, es cierto. Pero Rentistas tuvo que jugar todo el segundo tiempo sin un jugador dada la polémica expulsión del zaguero Fratta.

Y hasta la expulsión había sido el equipo más especulativo ante un Liverpool que parecía más en los papeles y en la cancha.

El equipo de Cappuccio golpeó bastante en el primer tiempo, y varios jugadores recibieron tarjeta. Pero el golpe por el que se expulsó a Fratta no era ni de cerca tarjeta roja. Sin embargo, el árbitro se apoyó en el VAR para tomar la decisión, con la opinión de quienes lo asesoran desde el equipamiento electrónico. La prueba de que la herramienta también es falible porque está sujeta a interpretaciones, como fue el caso. La repetición -desde varios ángulos- muestra una falta, pero no grave. Hubo peores hechas por jugadores de Rentistas.

Ante el impacto, controló muy bien el estrés. El mérito del ganador fue saber sufrir, como se dice ahora. Consciente que enfrentaba a un equipo mejor armado, entonado por ganar recientemente el Clausura, Rentistas -que peleó el descenso hasta las últimas fechas- llegó a esa instancia por ganar el Apertura con un equipo que ya no tiene. Entre aquella instancia y esta se le fueron 12 jugadores, logrando pocas incorporaciones.

Rentistas supo cuando meter el acelerador una vez que Liverpool le convirtió el gol a los 79' tras una invasión por la derecha de Romero y el rebote en el defensa Cristóbal que descolocó al arquero y convirtió el tiro en autogol.

Cuando todo parecía perdido, una distracción de la defensa negriazul permitió al recién ingresado F. Pérez definir el empate seis minutos después, es decir a 5 minutos del final. Fue una de las picas veces que Rentistas se animó al arco rival.

Cappuccio supo entonces que su equipo estaba para más ante un Liverpool que durante todo el partido fue mejor en todas las líneas, pero estuvo lejos de la conexión y el compromiso que mostró, por ejemplo, cuando hace pocos días goleó a Nacional.

La consecuencia de eso es que irá a la Libertadores, algo que esperaba hacer Peñarol ya que el "bicho" no era favorito para este partido. I

r a la fase de grupos de la Libertadores le dará exposición grande, pero sobre todo recaudará 3 millones de dólares solo por competir. De paso, condenó a Peñarol a conformarse con la Sudamericana y no solo eso. Con el resultado le dio la malla noticia de que el martes de la semana próxima debe estar pronto para enfrentarse con Cerro Largo por ese torneo en el Parque Viera y unos días después volver a enfrentarlo en el Campeón del Siglo para cerrar la llave.

Un duelo psicológico

Lo de Rentistas fue una verdadera hazaña. Tenía todo el contra.

Los 90 minutos de juego terminaron en un empate entre Rentistas y Liverpool. El gol de Liverpool llegó por un error de su rival, que terminó abriendo el marcador pero en contra a los 79 minutos. El bicho colorado no se iba a quedar atrás y para lograr su objetivo le empató el partido a los de Belvedere. Franco Pérez, a los 85 minutos de juego, fue quien le dio la oportunidad a Rentistas de seguir soñando con la clasificación.

Tras disputar los 90 minutos y los 5 de alargue que adicionó el árbitro, los equipos se dispusieron a jugar los 30 minutos correspondientes al alargue, ya que se tenía que definir un ganador.

Tras ganar la serie de penales 3 a 2, Rentistas no solo logró clasificar a la final del Campeonato Uruguayo, sino que clasificó a la Copa Libertadores. Los goles de Rentistas los hicieron: Nicolás Colazzo, Salomón Rodríguez y Gonzalo Vega. Los goles de Liverpool los anotaron Franco Romero y Juan Ignacio Ramírez. Estos tiros sí fueron muy bien ejecutados. Especialmente el de Ramírez, inatajable.

De esta manera, Nacional se enfrentará a Rentistas el próximo domingo. Será el primero de una serie de dos partidos. Si no hubiera diferencia de puntos y gol average, definirán desde el punto penal.

En Liverpool el arquero Lentinelly no tuvo responsabilidad en el gol. Sacó al equipo de algún apuro. Estuvo atento y decidido, aunque el rival no exigió por su planteo futbolístico.

Hay que decir que después de la expulsión de Fratta, no se notó el jugador de menos en muchos momentos del partido. Liverpool no supo capitalizar esa diferencia. Lo intentó por las bandas, adelantando a los laterales y en algunos momentos consiguió inquietar el arquero rojo.

En Rentistas fue bueno lo de Vega, lo del argentino Colazzo. El mediocampo y la defensa aguantaron a pie firme a un equipo que era superior en lo técnico, pero que le faltó intensidad. La zaga logró controlar con eficacia al goleador negriazul, "El Colo" Ramírez y a Martin Correa. Lo mejor del negriazul fueron los chispazos y la intención de Romero, y el empuje de Cándido y Pereira por los costados, en el caso del primero asociado con Ocampo.. Correcto lo de Figueredo, marcando por momentos el ritmo del equipo, principalmente en el primer tiempo.

Paradójicamente, a Liverpool la expulsión en Rentistas le jugó una mala pasada.

Fue como que se apagó la gran superioridad mostrada en el primer tiempo. De a poco, los nervios y la confianza ganada por el adversario fueron tomando los espacios del partido, y al final en el alargue parecía un equipo resignado a la suerte y verdad de los penales, algo que por cierto sus jugadores no parecían tener demasiado preparado. Era un escenario posible, y lo fue. Lo aprovechó un poco mejor Rentistas, que erró dos penales también, uno de ellos gracias a una atajada magistral de Lentinelly.

El duelo de los técnicos lo ganó con creces Cappuccio, un técnico que se mueve como pez en el agua en esquemas defensivos, que sabe aprovechar lo poco que tiene y los momentos favorables de los partidos. Así salió campeón del Apertura tras una sonada victoria ante Nacional, y así aguantó el chaparrón durante 90 minutos con diez jugadores.

Le toca llegar a las finales con un equipo corto y diezmado por el cansancio ante un rival otra vez mejor en los papeles y con la obligación histórica de ser campeón. Será una instancia muy difícil. Pero en Rentistas, ya se ve, le gustan los partidos imposibles.

Dejá tu comentario