Con el humor como bandera, Queso Magro aspira a clasificar a la Liguilla

La murga aprovechó su segunda oportunidad para ajustar su espectáculo. Eterna Madrugada, planteos ocurrentes y originales muy festejados.

10 de febrero de 2016, 12:45hs

Con la risa como meta y como herramienta esencial, la murga Queso Magro convenció con su propuesta. El libreto tiene varios pasajes acertados, trazando una mirada muy irónica y original sobre los hechos de notoriedad.

Siempre con el humor como bandera van repasando acontecimientos tales como la llegada de Amodio Pérez, los conflictos sindicales, la interna del Frente Amplio y los problemas de la educación, entre otros.

El momento culminante es el cuplé de los baldes en el que analizan la intolerancia y el egoísmo de determinados colectivos que solo se preocupan por sus propios intereses sin importar el contexto en que viven. Y por allí se satiriza el comportamiento de Adeom, los ecologistas, los ministros de gobierno y los protectores de animales.

La murga demostró tener argumentos válidos para aspirar a tener una lugar en la próxima instancia.

La Eterna Madrugada cuenta con un libreto lleno de ocurrencias muy festejadas por el público. Se destacaron por los planteos originales para repasar la realidad sin caer en lugares comunes o en situaciones que busquen el aplauso fácil.

La violencia en el fútbol, los conflictos en la educación, las nuevas tecnologías y la inseguridad fueron los principales temas que la murga tocó con acierto y profundidad.

A nivel competitivo aparece como lejana una posible clasificación a la liguilla porque hay otros aspectos del espectáculo en que no se muestran tan fuertes como en el libreto.

Temas de la nota

Dejá tu comentario