DeportesLiverpool | Copa Sudamericana

Con dientes apretados Liverpool elimina al brasileño Bahía en Uruguay

El equipo uruguayo logró pasar a la siguiente fase de la Copa Sudamericana

Liverpool consiguió su pase a la segunda ronda de la Copa Sudamericana 2019, con un empate 0 - 0 ante el Bahía de Brasil. Apelando a la firmeza defensiva con dientes apretados y defendiendo la ventaja del duelo de ida.

En el partido disputado en el estadio Luis Franzini, Liverpool supo administrar el cotejo y la ansiedad de un rival urgido tras perder 1 - 0 en Brasil.

Emoción limitada

El duelo comenzó con Bahía intentando proponer y avanzar contra el arco local, pero Liverpool enseguida ajustó sus líneas, administró la pelota y lejos de tirarse atrás por la ventaja lograda con el duelo de ida también buscó llegar en ataque.

En la primera chance firme de Liverpool, el golero brasileño Friedrich salvó su marco desviando un tiro de pelota quieta rematado por Diego Gustavino.

A pesar de que Liverpool quería avanzar, dejaba espacio atrás que le generaban alguna inquietud. Como en una contra, la pelota derivó en un extremo del área para Artur, que se internó en el área y puso la pelota al centro. Sin embargo, Bava la interceptó en el momento justo.

A pesar de que ninguno de los dos equipos mostraba un claro dominio del juego, Bahía intentaba concretar el primer gol de la noche, como con tiros desde afuera del área. El equipo visitante se mostró tibio en el primer tiempo del partido, mientras que Liverpool apostó más a las pelotas quietas y a tratar de tener dominio de juego.

El final del primer tiempo terminó 0 - 0.

Dominio estéril bahiano

Apenas comenzó el segundo tiempo un milagro salvó al Bahía: movió Liverpool y en un par de toques el balón derivó a la entrada del área para Martínez que definió ante la salida del golero con tiro rasante. Todos los hinchas locales lo gritaron, pero el balón dio en el costado de la red brasileña.

En tanto Liverpool, se salvó a los 57' de juego, con un tiro libre rematado por Jackson que dio en el palo.

Mientras que el equipo uruguayo se tiraba para atrás, y dejaba solo a un delantero; Bahía ganaba campo presionando. Así el equipo visitante se hizo con la pelota y mostró un claro dominio de juego, llegando por la banda derecha. Sin embargo, Bahía demostró no tener claridad para concretar el gol.

El partido terminó con un empate de oro para Liverpool, que sigue vivo y pasa a la siguiente fase de la Copa Sudamericana.

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario