AFP

Comunidad internacional pide elecciones "libres" y "creíbles" en Libia

La comunidad internacional instó el viernes a Libia a garantizar unas elecciones "libres" y "creíbles" en diciembre, y amenazó con sanciones a todos los que las obstaculicen, en un país sumido en el caos una década después de la caída del exdictador Muamar Gadafi.

La comunidad internacional instó el viernes a Libia a garantizar unas elecciones "libres" y "creíbles" en diciembre, y amenazó con sanciones a todos los que las obstaculicen, en un país sumido en el caos una década después de la caída del exdictador Muamar Gadafi.

"La transición libia debe concluirse y las elecciones tiene que llevarse a cabo en las mejores condiciones posibles. Las próximas seis semanas son determinantes", declaró el presidente francés, Emmanuel Macron, al termino de una conferencia internacional sobre Libia en París.

Las elecciones presidenciales del 24 de diciembre --las primeras en la historia del país-- a las que seguirán unas legislativas un mes después, se enmarcan en un proceso auspiciado por la ONU para poner fin al caos generado tras la caída de Gadafi en 2011 y la división entre el este y el oeste en Libia.

"Todos los libios están de acuerdo para decir que habrá elecciones el 24 de diciembre", aseguró el presidente del consejo de transición libio, Mohamed al Menfi, presente en París.

"Organizar las elecciones simultáneamente en la fecha prevista es un objetivo histórico que vamos a intentar realizar", afirmó por su parte el primer ministro, Abdelhamid Dbeibah.

- Retirada de los mercenarios -

Pero, para Dbeibah, existe otra prioridad: "Obtener garantías concretas que los resultados de estas elecciones serán aceptados y que los que los rechacen tendrán sanciones".

En este sentido, la treintena de dirigentes presentes en la conferencia, advirtieron que "las personas o entidades en el interior o el exterior de Libia que intenten obstaculizar, cuestionar, manipular o falsificar el proceso electoral y la transición política tendrán que rendir cuentas", según la declaración final.

Los observadores temen que las distintas facciones no reconozcan los resultados de las votaciones y que el país vuelva a hundirse en la violencia, con un presidente sin apoyo y sin Parlamento.

La declaración final fue firmada por los países implicados junto a los beligerantes --Rusia, Egipto y Emiratos Árabes Unidos que apoyan al hombre fuerte en el este libio, el mariscal Jalifa Haftar; Turquía que respalda al bando de Trípoli-- o en la resolución de la crisis (Alemania, Italia, Francia).

También fue aprobada por Estados Unidos, cuya vicepresidenta Kamala Harris participó en el encuentro, y por los países vecinos de Libia (encabezados por Egipto, Argelia y Túnez).

La conferencia de París asumió "el plan libio de salida de las fuerzas y mercenarios extranjeros". Varios miles de mercenarios rusos --del grupo privado Wagner--, sirios proturcos, chadianos y sudaneses siguen en Libia, según la presidencia francesa.

El mandatario francés subrayó la necesidad de la retirada "sin demora" de los "mercenarios y fuerzas militares" de Rusia y Turquía, que también desplegó soldados.

Aunque recalcó que el jueves se había dado "un primer paso" al anunciar la retirada de 300 mercenarios, Macron insistió en que la presencia de efectivos rusos y turcos "amenaza la estabilidad y la seguridad del país y de toda la región".

Pero, por ahora, Turquía no muestra mucho interés en comprometerse a retirar sus fuerzas.

"La retirada debe ser completa y por etapas, progresivamente, y de forma sincronizada" entre el este y el oeste, dijo por su parte el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov.

vl-jri/es/pc

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario